sábado, 16 de julio de 2011

ASCO


Por Juan Carlos Martínez
El revuelo que se ha armado por las reflexiones de Fito Páez en Página 12 muestran el nivel de hipocresía de buena parte de nuestra sociedad, particularmente de los grandes medios de comunicación. De quienes dicen defender la libertad de expresión siempre y cuando los que hablan o escriben coincidan con ellos. Se espantan porque a Fito le dio asco la postura de quienes le dieron su voto a Macri, pero no les espanta –por ejemplo- que el intendente reelecto que está procesado baile de alegría mientras en las calles, veredas o plazas de Buenos Aires hombres, mujeres y niños duermen a la intemperie, vacíos de ropa, de afectos y de comida. Si alguien dijera que estas inhumanas escenas que ya son postales de la ciudad más rica de la Argentina le producen asco, los ofendidos por las expresiones de Fito, ¿reaccionarían de la misma manera? ¿O seguirían, como hasta ahora, mirando para otro lado?

4 comentarios:

  1. El asco. Y la supuesta molestia. A ver.
    Lo que les molestó fue que alguien dijera lo que saben que muchos piensan. O sea, no es una novedad para ellos que alguien pensara así, el problema fue que lo dijo, lo expresó, y al expresarlo, muchos lo hicieron propio y también pudieron "salir del closet" y decirlo.
    Esa es la molestia.
    No, no les espanta que esté procesado Macri, ni que los dementes del Borda pasen frío, ni que la gente duerma en la calle. No les molesta, y el 47% nos dice y ratifica que no les molesta.
    Si alguien les dijera que estas inhumanas escenas...etc., dirían que no es problema de ellos.
    El habitante de CABA se ha vuelto un ser que teme a todos los otros que no sean similares a él en estética, aspecto, costumbres. Todo el que no es similar a él, es el enemigo.
    Las metrópolis causan ese efecto en sus habitantes. El otro, es el enemigo. San Pablo, Mumabi, Nueva York, el mismo patrón.
    Por eso en las metrópolis se vé tanto fascismo, desde la "Tolerancia Cero" de Giuliani, hasta las deportaciones de gitanos de Sarkozy.
    Es el "efecto Metrópoli".
    Lamentable.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, es lamentable que un 47% apoye a Macri. Es preocupante que un 47% apoye a Macri y se encandile con el amarillo de los globos. Pero los globos les explorarán en la cara.... y no se darán cuenta; creerán que están aplaudiéndolos!!!
    marta

    ResponderEliminar
  3. SI ALMITA ESTOY CON VOS, LOS PORTEÑOS QUE VOTAN A MACRI QUIEREN SER FELICES, ESO LES DICE EL Y ELLOS LO VOTAN, SE CREEN QUE TENER EL BOLSILLO LLENO Y CAGARSE EN LA NECESIDAD DEL OTRO SERA ALGO ETERNO ! PERO NO ES ASI , TODO SE ACABA SI NO SABEMOS QUE DESTINO DE PAIS QUREMOS ,ALGO QUE A ELLOS NO LES IMPORTA NADA PERO NADA.

    ResponderEliminar
  4. Mi opinión del tema:
    http://artemuros.wordpress.com/2011/07/14/fito-paez-y-los-pobres-corazones-progresistas/

    DP

    ResponderEliminar