lunes, 31 de mayo de 2010

Encuestas en Colombia: “La culpa fue del tamal y el café caliente”

Por Gerardo Yomal

Los periodistas tenemos que aprender a ser más cautos, no dejarnos llevar por los resultados de boca de urna, corrernos de lo que nos dice nuestro corazoncito, no dejarnos entrampar detrás de la primicia de nuestro encuestador preferido…En fin, algo así nos pasó en las últimas elecciones legislativas donde la mayoría de las encuestas lo daban a Kirchner como ganador en la provincia de Buenos Aires mientras que finalmente fue de Narváez el que obtuvo la mayor cantidad de votos.

Esto viene a cuento de lo que acaba de pasar en Colombia donde la mayoría de los encuestadores anunciaban un empate técnico entre el uribista Santos y el ecologista Mockus.

No sólo el empate no existió sino que el candidato de Uribe más que duplicó los votos del matemático que se esperaba fuera el batacazo de la jornada.

Los encuestadores colombianos se atajaban diciendo que “las encuestas dejaron de 'fotografiar' la intención de voto en la última semana, para cumplir con una disposición del Consejo Nacional Electoral, que impidió la divulgación de sondeos en los últimos siete días”. Además también se quejaban de que no pudieron computar en sus análisis los debates televisivos de la última semana.

Los menos imaginativos al estilo de ciertos políticos y empresas periodísticas argentinas adjudicaron el cambio de tendencia política “al reparto de tamales calientes y bebidas…”

El chori y la coca de acá…

Poco serio.

Al margen de las interpretaciones no se puede negar la herramienta científico-técnica de las encuestas pero igualmente el pifie de las colombianas quedará para la historia.

Los periodistas deberemos tomar nota.

Definiciones de Luis Farinello: “Los pobres me tenían podrido”*


La asignación universal fue un milagro.

Hoy los chicos de la villa comen mejor que antes.

En el comedor más grande que yo tengo sobra comida, y no te hablo de fideos ni polenta…

Alicia Kirchner se porta muy bien conmigo.

En algunos lugares hay dificultades, no por falta de comida sino porque hay gente muy destruida, lastimada por dentro, quebrada…

Una mujer le dice a su marido: “no te das cuenta que tu hija es puta…”. “Una vez intenté decirle algo a mi hija. Ella me contestó: papá, sos un vago, andá a trabajar, vos comes de lo que yo traigo. Desde que cerró la fabrica nunca conseguí un trabajo fijo”.

Las maestras están sobrecargadas: los pibes se están peleando en el patio y las madres están vendiendo Avon.

Yo dos veces intenté vivir en la villa y no pude…Hago lo que puedo. Para estar en la villa hay que ser San Francisco de Asís. Una vez le dije a Lanata que “los pobres me tenían podrido”

Bergoglio come con los curas villeros, lleva una vida muy austera.

Si la Iglesia hubiera tenido otra actitud durante la dictadura, se hubieran salvado muchas vidas.

Daniel Goldman me llevó a la Amia y yo les dije: no estoy en contra del judaísmo, ni niego el holocausto¨; en tiempo de Hitler sería judío.

Una vez me gritaron nazi en la calle.

Los palestinos son un problema no sólo para los israelíes sino también para los árabes

Mi Papá me dijo: “no te gustan las mujeres ni el trabajo”. Estuvo ocho años sin hablarme.

Yo tiro más para el gobierno popular.

Si la derecha los aplaude, se están pasando de bando, lo cargo a Pino. El tiene razón con el tema petróleo, minería…Tenemos que consensuar.

*Parte de las declaraciones del cura Luis Farinello al programa El tren que se emite de lunes a jueves a las 20 horas en radio Cooperativa, AM 740. Si queres escuchar el programa completo: http://www.eltrenblog.blogspot.com/

Una fiesta inovidable


Por Liliana Mizrahi

¡Qué fiesta de cumpleaños, hermosa patria mía!

Fuimos millones y millones de argentinos. Éramos tantos que me perdí, y no tenía celular. No me preocupé.

Estuve varias horas, caminando y sonriendo entre la gente que también caminaba y sonreía, ofrecía un mate, o se acercaba para hablar.

Lo que más me gusta y me importa siempre: es la gente.

No tenía miedo, ni una gota de angustia, confianza. ¿confianza? Sí! Algo raro, muy raro. Porque no es la confianza, el sentimiento que más frecuentamos los argentinos, entre nosotros. Esta vez fue distinto.

Compartimos un sentimiento de asombro ante la magnitud aluvional que somos nosotros mismos.

Éramos otros. Nunca nos vimos así, salvo en una gesta deportiva: la selección, los pumas, las leonas.

Éramos los mismos argentinos de siempre, pero otros. Había gratitud, gratificación, conciencia histórica y social de lo que estábamos viviendo, y de lo que habíamos sobrevivido. Conciencia del protagonismo que asumíamos. Queríamos y necesitábamos celebrarnos, recuperar nuestros símbolos, mirarnos en el espejo de nuestros héroes más queridos. Aprender y descubrir otros.

Nos organizaron una fiesta inolvidable y la disfrutamos, la supimos valorar, no faltamos. Nos vimos y nos re-conocimos. Recuperamos libertad. Pertenencia. Emoción ciudadana. Memoria histórica. Identidad.

Mientras caminaba entre esa masa de argentinos tomando mate y sonriendo, con sus bebés en cochecitos y sus hijitos a cuestas, agitando banderitas, por mi cabeza pasaban algunas imágenes de diciembre-enero del 2001-2002, esa noche del 19 de diciembre yendo angustiados a Plaza de Mayo. Ese fue para mí, otro 25 de mayo.

Perdida y re encontrada, con hermosísimos sentimientos de amor a la patria, sentía: lo mío es esto, qué suerte haber resistido tantas crisis y estar acá. ¿cómo llegamos a esto? Llegamos a esta fiesta, habiendo conocido el dolor, la decepción, la rabia, la estafa. Las pérdidas más dolorosas, la incertidumbre, el miedo siempre presente, pero hoy no.

Y después, Soledad embarazada en el escenario: Una Argentina grávida de promesas de vida, una Argentina fértil, que revolea el poncho sobre su panza habitada. Una argentina que nos dice: ¡tenemos que aprender a ser felices!

Y después, otra argentina, afianzada en seguros arneses, levanta vuelo y baila en el aire, con mucho donaire…

Una Argentina con vuelo. Una Argentina, que siguió los pasos de las Madres, de cabezas iluminadas, después de vivir con la Constitución quemada. Argentina a la intemperie. Una Argentina de guerra y cruces y chicos muertos. Una Argentina expropiada.

Y para el final, una Argentina murguera que celebra bailando y cantando, mientras confía en sus esperanzas.

Para muchos millones de argentinos, esto fue y será, una fiesta inolvidable.

lmizrahi@pachami.com

sábado, 29 de mayo de 2010

¡Auxilio! Entre “la yegua”, Joaquín, Mirtha y el pobre Marx

Por Rubén Levenberg


Uno los ve venir, trata de eludirlos, pero no tiene la cintura de Nicolino Loche. Comienzan con un chiste que busca complicidad. O escuchan un relato sobre la importancia de no mezclar el agua caliente con la fría, o sobre la posición en la que debería jugar Messi en la selección. Del otro lado el cerebro está haciendo lo que en informática se llama “matcheo”, compara signos con los que están archivados en la base de datos para buscar una coincidencia y arrancar. Cuando aparece el “match”, comienzan con un comentario que tiene poco que ver: “si, a ver cuándo se va la mina esta” o “Messi juega mal en la selección porque desde que canal 7 le robó el fútbol a TyC está todo mal”. Uno pone cara de circunstancias y trata de esbozar un “aha, pero yo te decía que…”. No hay caso, el interlocutor no va a aceptar que haya alguien de clase media que no mire sus programas predilectos, que no insulte a la Presidenta y hasta que disfrute de sus discursos. No lo conciben y exigen que uno cambie, que se redima, como esos señores y señoras que los domingos tocan el timbre para explicar al pobre tipo que en lugar de tomar mate debería estar evangelizando a alguien para no ir al infierno.

El fenómeno es nuevo para quienes no vivieron el peronismo y sobre todo se experimenta en los sectores de clase media. Padres, hijos, hermanos, novios, esposos, amigos, colegas, vecinos, todos aquellos que comparten algún tipo de relación social sufren –o sufrimos- un síndrome de polarización política cuyo síntoma son las discusiones sin fin, o con fines no deseados. Algunos, por las dudas, dicen “yo no soy K, aunque lo de las AFJP me pareció bien”, pero no hay caso, el depredador se prendió a la víctima y no la va a soltar. Miente quien diga que no pasó por alguna de esas situaciones en las que se espera un insulto, o al menos un mea culpa, una auto-flagelación, de tal manera que algunas reuniones directamente se vuelven tediosas. Hay cierta necesidad de hablar mal de la Presidenta y del Gobierno y una reacción casi violenta cuando alguien se identifica como oficialista o como favorable a las medidas del Gobierno.

Después de dos años de vivir situaciones similares, la intuición, o el olfato profesional, comienzan a indicar que a pesar de la heterogeneidad de orígenes esas discusiones tienen un patrón común. Puestos a buscarlo entre peleas, desencuentros y otros problemas, finalmente surgen algunas hipótesis. Como toda clasificación, hay cierta arbitrariedad, pero vale la pena exponerlo para que en alguna carrera de Ciencias Sociales haya más temas para hacer tesis.

En la vida cotidiana uno se encuentra con críticas de orígenes diversos pero con un rasgo en común: La pretensión de universalidad y la imposición de reglas de juego unilaterales. Por un lado, al Gobierno lo critican los marxistas ortodoxos y los partidos y militantes de diversos grupos que se ubican a la izquierda de la izquierda del Gobierno. Allí es imposible discutir si las reglas son entre la propiedad colectiva de los medios de producción y de cambio y el peronismo en el poder. ¿Cómo explicarle a un teórico que tiene un sistema perfecto en su bolsillo izquierdo que los gobiernos son heterogéneos, que los fenómenos sociales y económicos son mucho más complejos que la simplificación que se ha hecho del pobre Carlos Marx? Imposible. Allí cabe otro consejo: Jamás se le ocurra recordar las amistades de unos de los grupos más fuertes con la Sociedad Rural ni al otro su defensa incondicional de los grupos mediáticos. Mejor cruzar la calle y hablar de otra cosa, si no es un pariente al que se le deba al menos un saludo amable.

Por el otro lado, los conservadores y neoliberales también tienen su manual. Es imposible defender frente a ellos a un Gobierno que tiene algún rasgo ligeramente defensor del rol del Estado en la economía, que termina con el robo de las AFJP, que renacionaliza empresas clave y que decide abrazarse con las Madres de Plaza de Mayo más que con algún militar desubicado. Ni siquiera se conforman con el veto por la conservación de los glaciares. Nada los conforma, como a ciertas empresas y ciertos países.

Finalmente hay un tercer grupo, que lo dejamos para el final porque es el más numeroso, el más difuso y tal vez el más complicado para los tercos que se resisten a la armonía familiar, social o de otros grupos. Son los temibles críticos que apuntan con el sentido común, tal vez el peor de los sentidos, por usar un lugar común. La pretensión es que ciertos fragmentos de su experiencia personal y sus charlas con el grupo social y los medios de comunicación se conviertan en leyes universales. Todo se generaliza. Sus fuentes son los programas de TV, algunas columnas de periodistas “prestigiosos”, los inefables taxistas y el vecino del 4º piso que se quedó sin trabajo. Como sus pensamientos son universales, obligan a que del otro lado también los argumentos estén dentro de sus reglas de juego. Todo intento por escapar será vano, cualquier intercambio será imposible.

Son tres categorías arbitrarias entre las cuales hay millones de opciones más o menos grises. En todos los casos, la pretensión de universalidad, el pensamiento totalizante y global convierten al crítico en un ansioso que circula por la vida a la búsqueda de una víctima que ose no insultar al Gobierno o que haya cometido el pecado de aceptar que algunas cosas están bien hechas, aunque Leuco, Castro, Morales Solá, Mirtha Legrand o el taxista ocasional digan lo contrario. El castigo será implacable y la víctima en cuestión tendrá que hacer como Melquiades y huir con elegancia.

La muerte del periodismo, blogs e información berreta

El secretario general de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), Aidan White, ha asegurado que el periodismo pasa por una de sus mayores crisis, una situación que ha llevado al despido a unos 100.000 reporteros en los últimos tres años y a que muchos otros trabajen en condiciones "escandalosas".

Preparar estrategias para defender el futuro del periodismo será uno de los objetivos del Congreso Mundial de Periodismo, que esta semana se inicia en Cádiz, donde se reunirán más de trescientos representantes del sector de distintos rincones del mundo.

Aidan White ha explicado que este congreso, que se celebra cada tres años, llega en un momento de "una crisis enorme" para el mundo del periodismo, que afronta el reto de "encontrar nuevos mercados" mientras los periódicos tradicionales "desaparecen gradualmente".

Su difusión en Internet aún no deja beneficios sustitutos porque en la red impera "la cultura de todo gratis" y por eso "es muy difícil desarrollar mercados en Internet" para la prensa.

"Ahora hay más libertad de expresión porque gracias a Internet todo el mundo se puede expresar, pero al mismo tiempo hay menos acceso a la información relevante, transparente y útil que proporcionan los reporteros", afirma el secretario general de la FIP.


La gradual desaparición de periódicos en el mundo (en Estados Unidos y Canadá desaparecen a un ritmo de entre un ocho y un diez por ciento al año, según los datos de la FIP) tiene "consecuencias dramáticas" y es "una amenaza para la democracia" porque afecta especialmente a la información local que, en su opinión, es "necesaria" para que la sociedad conozca su realidad más cercana.

Mientras los periódicos decaen, la información distribuida a través de blogs y foros como twitter o facebook, crece. "Abren el espacio a más voces, pero lo que hacen no es periodismo, mucho de lo que se difunde es mala información, cotilleos, mentiras".

En esta situación, los dueños de los medios de comunicación están ahora "más preocupados" por buscar beneficios económicos con los que mantener el negocio "que por defender la libertad de expresión" y por invertir en obtener información de calidad.

"Hay una enorme pérdida de talentos", asegura, en los miles de profesionales que en este tiempo están perdiendo sus trabajos, mientras en las redacciones entran jóvenes "seriamente explotados" que con tal de encontrar un trabajo al acabar sus estudios pueden hacerlo "incluso sin ser pagados".

Pese a todo, el secretario general de la FIP se muestra "optimista" y cree que los periodistas serán capaces de abrir "nuevos diálogos" para que su trabajo "independiente" sea "reconocido" en "nuevos modelos de mercado".

Los periodistas, explica, han sido un sector "algo arrogante" que no ha hecho "mucha autocrítica". "Tenemos que terminar con eso, para buscar un nuevo contrato con la sociedad", señala el secretario general del FIP.

El congreso, que también analizará los problemas de seguridad de una profesión que el año pasado contabilizó la muerte de 140 reporteros y más de 1.000 en la última década, se celebra en Cádiz, en un homenaje al bicentenario de la primera ley de prensa que se elaboró en 1810 y se promulgó en 1812, dentro de la Constitución de Cádiz.

viernes, 28 de mayo de 2010

Proyecto Sur contra 678

En la denominada blogosfera el panorama está dominado por blogueros peronistas, kirchneristas, oficialistas con matices, “nacionales y populares”. En este terreno la gente de Proyecto Sur estaría perdiendo el partido como perdió en estos días Canadá con Argentina. ¿Motivos? ¿Falta de militancia, de creatividad, de conocimiento tecnológico…? Algunos sugerirán que el gobierno financia a muchos blogueros K, sobre todo después de las afirmaciones del jefe de gabinete que prometió “asistencia”. Después de indagar y conocer a muchos blogueros K, no me consta esa supuesta “asistencia”. Lo concreto en cuanto a difusión y llegada es que los blogueros peronistas siguen ganando por goleada. Puedecolaborar publica este trabajo de la militancia de Proyecto Sur que intenta mostrar otra voz para contestarle a 678. G.Y.

Fraga indigestó a los dueños de los diarios


Por Alberto Ferrari

“Leí que nos quedábamos sin plasmas a fin de año”

Cuando ADEPA, la asociación de diarios liderada por Clarín y La Nación, invitó al economista y empresario Javier González Fraga como orador de su cena mensual, sin duda apostaba a un discurso anti-K, cargado de imputaciones sobre el manejo de la economía y el INDEC y pronósticos apocalípticos. Jamás se hubiesen imaginado que el invitado por la crema de los editores argentinos cuestionaría el tratamiento mediático de la Ley de Medios y los criticaría por las tapas de los diarios.

González Fraga golpeó al gobierno por algunos temas sensibles como el INDEC ante el beneplácito de un auditorio que en otros tiempos supo aplaudir a López Murphy. Pero al mismo tiempo defendió el pago de la deuda con reservas y, en un audaz posicionamiento, les arrojó en la cara sus críticas por las tapas opositoras de los diarios argentinos. En ese momento se deformaron los rostros de los presentes en la cena de la Asociación de Criadores Pur Sang de La Recoleta, incluida la senadora cordobesa Norma Morandini, el jueves por la noche.

“Estamos obnubilados por la niebla. Estamos bien pero se habla de lo mal que estamos. No estamos como en los años 80 cuando teníamos un déficit fiscal de 12 puntos del PBI y con tasas de interés del 60 % en términos reales financiando la emisión del Banco Central, con 5 mil millones de reservas en lugar de 50 mil millones que hay ahora. La niebla política no nos deja ver como está el país”, comentó González Fraga, ex presidente del Banco Central en la década del 90.

A continuación y en un comentario que los editores jamás hubiesen esperado escuchar de su boca cuando lo invitaron, agregó que “la disputa por la Ley de Medios agrega enormemente a la confusión”.

“Para saber lo que pasa en el país hay que quitarle la primer página a los diarios porque la portada es, a veces, una selección de noticias para ver como se le pega al Gobierno”, reforzó ante el espeso silencio de los comensales que hundían sus miradas en el mantel.

Si para entonces a los editores argentinos se les había atragantado la cena, quedaba por escuchar una elegante filípica: “yo he leído noticias como: ‘Nos quedaremos sin plasmas a fin de año’, a cinco columnas en primera página. Eso es una exageración y pienso que eso les puede hacer perder credibilidad”.

González Fraga, recordó que “en una charla con extranjeros me decían que el país que describía la primera página de los diarios no tenía nada que ver con lo que se escribía en la página financiera porque cuando la bolsa había subido el 50% y las noticias eran todas pésimas”.

“Los entiendo porque están en una disputa por intereses, pero agrego que todo esto es parte de la niebla”, completó, mientras el auditorio digería el comentario e intercambiaba miradas nerviosas.

Un rato antes, había afirmado que “la Argentina enfrenta una buena oportunidad pero estamos obnubilados por la neblina” y aclaró que se refería a que “no lo queremos ver y creemos que estamos mal”.

“Yo creo que la Argentina está mucho mejor de lo que parece. Creo que es una niebla pasajera”, subrayó el disertante.

Los editores presentes celebraron en cambio que el orador les anunciara que “este gobierno no pasa del 2011” y que “Néstor Kirchner no convence a nadie para que invierta porque los empresarios están frenando la producción, aunque aumenta la demanda, para no incrementar el número de personas que trabajan y de esa manera evitan las presiones por aumentos salariales”. De paso, recomendó “controlar” a Hugo Moyano para evitar esas presiones salariales.

También sintonizó con sus oyentes cuando se refirió a los enfrentamientos políticos y aseguró que el “Gobierno agrede permanentemente e inventa enemigos donde no los hay” aunque a continuación remarcó que “la oposición hace lo mismo”.

El economista criticó “la oposición absurda que hicieron frente a la decisión de pagar la deuda con reservas”, porque consideró que eso es “lo más normal en todo el mundo” y recordó que cuando fue presidente del Banco Central, en 1989, “compramos 400 millones de dólares y usé 170 millones para pagar deudas con el FMI, pero de eso no salió ni una línea en los diarios”.

“Los grandes errores cometidos en la historia de nuestra economía fueron la convertibilidad, el corralito y la intervención del INDEC”, agregó González Fraga, respondiendo a uno de los temas que habían movilizado a los editores para invitarlo a la cena que comparten el último jueves de cada mes.

“El mundo está complicado pero Argentina está bien ubicada porque sus principales clientes, Brasil y China, están bien. Tenemos el enorme desafío de ser como Canadá porque Brasil será Estados Unidos en poco tiempo, ya que están dadas las condiciones y tiene vocación imperial”, pronosticó González Fraga .

El economista explicó que “Canadá le vende autos y productos con valor agregado a Estados Unidos y nosotros tendremos que hacer lo mismo con Brasil. Ustedes no verían nunca a Estados Unidos exportando soja en bruto, solo una vez lo hizo Cargill y le declararon un boicot durante seis meses”.

Como ejemplo recordó una conversación con el Gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, a quien le dijo: “Usted no tiene que estar orgulloso de los camiones de soja que salen hacia el puerto. Usted tiene que procurar que salgan pollos, lácteos y carnes”.


En cuanto a Norma Morandini, habitual invitada a las cenas de ADEPA y a los almuerzos de Mirtha Legrand, resultó sorprendente que asintiera con la cabeza y en silencio, cuando la octogenaria conductora sostuvo recientemente que para ella “que había vivido con los militares” este era el peor momento, que percibía en la gente “temor y miedo”. Luis Majul y Nelson Castro también acompañaron en silencio el diagnóstico de la octogenaria. Pero no tienen hermanos desaparecidos como Morandini, quien evidentemente comparte el “miedo” de la Legrand.

Bicentenario: La nueva ola de “la juventud maravillosa”

Por Juan Salinas

Imágenes de esta larga e inesperada fiesta

*Los recuerdos que tiene el cronista del sequiscentenario, los 150 años de la Revolución de Mayo, se limitan al mayor desfile militar al que haya asistido nunca, con la ancha avenida Libertador cubierta de tropas de acera a acera, una enorme variedad de uniformes, una amplísima panoplia. Tenía entonces 7 años. ¿Qué recordarán los niños de esa edad que durante estos días asistieron al Paseo del Bicentenario? Se le hace que, en medio de tantas escenas que pueden habérseles grabado, prevalecerá la sensación de fraternidad. De hermandad con los paisanos del interior y con los otros pueblos suramericanos y latinoamericanos. La celebración del mayoritario componente aborigen de sus naciones, del afluente africano, de la inmigración europea. Una alegría similar a la de aquellos obreros de Berisso y Ensenada que hace 65 años irrumpieron sin la corbata preceptiva en Plaza de Mayo de una vez y para siempre. Cuando cometieron el supuesto sacrilegio de remojar sus pies cansados en las fuentes, lo que les valió ser tachados de “aluvión zoológico”.


*Cuando los recuerdos flaqueen, quedarán las imágenes de esta larga e inesperada fiesta. Se diría que el gobierno nacional la tramó y ejecutó en secreto… junto a miles de personas. ¿Acaso fue una conspiración? Los medios adelantaron poco y nada de lo se venía a pesar de que espectáculos como el protagonizado por la troupe Fuerza Bruta requirieron largos meses de ensayos, en este caso, en un astillero de la Costanera Sur. El público fue felizmente sorprendido. Los principales medios quedaron desairados.


*Y es que hay gente a la que nada le viene bien. Que siempre ve el defecto. Que suscribe aquél lema de la Asociación Nacional del Fomento Cipayo que popularizó Nacha Guevara: “No basta ser feliz, es necesario que los demás sean desgraciados”. Como el presidente de los restos del radicalismo, un mendocino que no será ganso, pero si tan pavo como para decir en público, a propósito de la asignación universal, que darle plata a los pobres es como tirarle margaritas a los chanchos. Porque, dijo, palabras más, palabras menos, se la gastan en drogas y escolazo.


*El cronista vio muchos jóvenes emocionados y felices de participar en el cumplesiglos de la Patria. Jóvenes que el sábado, agitaban y revolean banderas nacionales al son que marcaba desde el escenario una Soledad casi a punto de parir. Y que después de cantar el himno con ella, arremetieron con un “y ya lo ve/ y ya lo ve/ es para Macri que lo mira por TV” que rápidamente prendió en la multitud. El cronista ve en este piberío alborotado la nueva ola que releva a la del 96, la que inclinó la balanza para el lado de la memoria y la justicia, cuyos surfers tienen ahora más o menos la edad de Cristo. Y ve en la llegada de esta nueva ola un reaseguro. Ahora sí, se le ocurre pensar, comienza a suturarse la mutilación que supuso la falta de su generación, dividida entre enterrados, desterrados y aterrados. Y la defección de la siguiente, compuesta de aterrados y cínicos galvanizados.

jueves, 27 de mayo de 2010

Bicentenario: llegaron las "soldadas de la yegua"

Por Teodoro Boot

Como Serra, lo vi por televisión porque llegué a Buenos Aires hace nomás un rato. Hablé sí con algunos amigos que estuvieron en la 9 de julio cada uno en distintos momentos que los otros, y todos coincidieron en el asombro y la emoción. Ninguno, ni el que ya el sábado especuló con que este festejo era un punto de inflexión entre el gobierno y al menos la gente de la ciudad de Buenos Aires, le adjudicó al hecho connotaciones estrictamente políticas. Pero las tiene y en mi opinión es un triunfo rotundísimo del gobierno... pero ¿contra quién?

Y acá me parece que está el punto, en el patetismo de los dirigentes políticos no oficialistas (porque eso de "oposición" es una creación mediática), incapaces de pensar y actuar por sí mismos: todos se dejaron llevar (una vez más y van...) por Clarín y quedaron culo al norte: desde el primer momento todos apostaron al fracaso de los festejos, y es tanta la influencia de los medios que varios de los que estuvieron en la cocina, en la auténtica organización de los festejos, en los días previos acudieron a los dirigentes gremiales pidiendo que movilizaran, lo que desconcertó a más de un gremialista: serán "burócratas" pero están bastante a tono con el sentir de los trabajadores de sus gremios y varios de ellos estaban seguros que al menos los trabajadores de sus gremios irían a los festejos de motu propio, capaz que por esa convicción tan propia de la clase obrera argentina de que las fechas patrias son de todos y no de nadie en particular. Y que, como el 1º de mayo, el 25 se festeja con un asado en familia o si andamos con ganas de complicarnos, con un buen locro. Pero siempre se festeja y con los que uno quiere.

¿Quién dejó alguna vez de festejar (no digo conmemorar, ni celebrar ni honrar: digo festejar) un 25 de mayo? ¿O un primero de mayo?

Los partidos políticos no oficialistas fueron una vez más detrás de Clarín y se jugaron al absoluto fracaso de esto que dejó turulato hasta a los más optimistas de los organizadores. Al segundo día de que más de un palo de tipos boludeara por el centro de Buenos Aires visitando puestos, escuchando recitales y todo eso, los del grupo Clarín se apiolaron de que no podían seguir haciéndose los boludos, dieron un triple salto mortal y particularmente en sus versiones televisivas se sumaron al festejo como si hubieran sido de la primera hora. Y los dirigentes políticos quedaron todos bien en orsai y sin saber en dónde mierda meterse, excepto los que detentan funciones ejecutivas y son gobernantes de algo. Macri, por ejemplo, que se metió en el Colón y en la catedral con Bergoglio. O Rodríguez Saá que organizó su propia fiesta en San Luis y lo bien que hizo...

En ese sentido, una vez más el gobierno triunfó contra nadie, porque en realidad no hay nadie ahí, y eso es algo de lo que cada vez más tipos empiezan a darse cuenta. Y también triunfó contra sí mismo, contra las dos tentaciones propias de cualquier gobierno y muy típicas del kirchnerismo.

Primero: no sobreactuó. Las apariciones de Cristina fueron las indispensables, mínimas y estratégicas. Segundo: no entregaron nada, y eso se vio en los contenidos de todo lo que hicieron, desde la galería de patriotas latinoamericanos (donde lamento nomás la ausencia de Velasco Alvarado) hasta los contenidos del desfile de Fuerza bruta y de la asombrosa proyección en 3D sobre el Cabildo. Y la presencia de Zelaya en el palco y en los lugares de honor es otro ejemplo de lo que quiero decir. Por no mencionar lo que, capaz medio paranoicamente se puede interpretar como distribución de roles: miraba por televisión, en panorámica, y veía a Kirchner junto a Lula, a Cristina junto a Chávez y Correa y a Aníbal con Binner y ahí estaba en acto la estrategia gubernamental.

Me contaba hace minutos un amigo que ayer se cruzó con un grupo de pibitas de 16, 17 años. Iban con una suerte de escudo que decía: "Somos las soldadas de la yegua". Le gustó, se los dijo y les preguntó a las chicas si tenían algún escudo para darle. No, dijeron las pibas, lo pintamos hace un rato en la casa de ella, y señalaron a una de las pibitas.

Hay un proceso nuevo, raro, que atraviesa distintas identidades políticas ideológicas, aunque, sí, tiende a identificarse con el peronismo, así como algunos se identifican como estas chicas, otros como La mierda oficialista u otros como Los negros de mierda, unos cosos que se juntan cada mes a verse y bailantear, algo que se me hace muy parecido a un club de solos y solas kirchneristas. Y todo huele a que no hay posibilidades de marcha atrás, ni por avance opositor ni por eventual agachada kirchnerista, la que no creo para nada posible. Lo que quiero decir es que si como ayer arregló con el duhaldismo, hoy no le sería posible al kirchnerismo arreglar con Clarín: le pasan por encima los kirchneristas.

Es extraordinario lo que empieza a pasar. Y lo que pasó estos días.

Bonafini: “Pino se pasó a la derecha totalmente”

“…El futuro está en mano del pueblo. Está en manos de nosotros, de los que tenemos que ir a votar. Estás con los que estuvieron en la dictadura o estás con Cristina o Néstor más allá que no te gusten. En el medio está el abismo. Si nos queremos caer en el abismo tenemos una sola opción, no hay otra. No hay nada; Solá, Duhalde que anda con la droga y la prostitución que es como Don Corleone, De Narváez, Carrió, Cobos, basura pura. Pino Solanas se pasó a la derecha totalmente. Se sacan. Es como Claudio Lozano, son sacados…”

(Declaraciones de Hebe de Bonafini a la revista 2010, número especial del Bicentenario)

“Los pueblos originarios se hicieron realidad y empecé a llorar”

Por Liliana Mizrahi

Mi testimonio al desnudo


El jueves pasado, 20 de mayo de 2010, fue un día único y quizás irrepetible para los porteños. Fui a la Plaza de Mayo a recibir y encontrarme con los hermanos de los pueblos originarios.

Al llegar me dí cuenta, que muchos porteños se habían puesto gorritos indígenas, comprados en alguna feria de artesanía. Ese día, esos gorritos, querían decir otra cosa. Yo misma, me puse los colgantes wichis, como si quisiera decirles: siempre me gustaron las cosas que hacen, hoy me gusta mucho que estén acá, que estemos juntos, y además, también apoyo tus reivindicaciones, son justas.

Cuando los ví en el escenario, sentados, las viejitas con moños de colores en la cabeza, y las copleras con sus cajas y sus coplas rellenas de gracia y una joven mapuche con una vincha de monedas de plata, todos ellos, los hubiera querido abrazar y besar.

Me dije a mí misma: esto no es un espectáculo, esto es Historia, con mayúscula. no vinieron por el Bicentenario, no vinieron a pasear, ellos estaban antes que Colón llegara… entonces… ¿nosotros quiénes somos?

La locutora que presentaba los discursos y leía las adhesiones, comenzó a anunciar la cantidad de gente extraviada, que se esperaba en la recova de nuestro blanco y almidonado Cabildo. Gente como diciendo acá estoy, acá sé quién soy.

Todos estamos un poco confundidos y perdidos hoy; estar, codo a codo, con nuestros hermanos indígenas, en la Plaza de Mayo, nos movía el piso a muchos.

En el escenario, una mujer del pueblo aymará, comenzó a hablar y a llorar. Y yo empecé a llorar, y ví a muchos alrededor que la escuchaban con los ojos rojos, vidriosos, mientras ella continuaba con tanta claridad y sinceridad :

“Nosotros sin la Pachamama no podemos vivir… no queremos molestar a la presidenta que está haciendo y se está ocupando del gobierno… queremos que nos vean… acá estamos con los pies heridos de tanto caminar…”

Y así diciendo verdades y llorando se puso a cantar una vidala. En la plaza seguíamos llorando.

Entonces los ví, a todos los indígenas juntos, con sus gorritos y envueltos en ponchos con los colores de la tierra. Y lo primero que me sorprendió fue la baja estatura. Y pensé: ¡están mal alimentados, yo sabía que habían perdido estatura por la alimentación, ¡cuánta! Ahora los estoy viendo. Ellos, empequeñecidos y serios, no lloraban, ni nos miraban. No pude sacarles fotos. No quise.

Quizás había cierta incomodidad en todos. Para ellos y para nosotros, todo era nuevo. Para todos, era la primera vez que estábamos así, tan juntos y tan cerca.

Miré la plaza, llena de gente grande y muchos jóvenes.

En el escenario, dos jóvenes collas decían lo suyo, y después cantaban. Hermosas con sus trenzas pulidas. Vestidas con trajes de colores y mantones bordados.

Sus discursos tenían mucha fuerza, pero el tono de voz era muy suave, y digno, y a la vez cargados de realismo y verdad.

No estamos acostumbrados a escuchar discursos de pura verdad. Conocemos más la retórica vana y vacía, cargada de omisiones y mentiras. El jueves no podía distraerme de lo que decían. Eran todas verdades.

No hay hipocresía en ellos. Ellos y nosotros no somos iguales, apenas parecidos. Los escuchaba y pensé: cuánto tenemos para aprender. Qué deformados que estamos. Hemos perdido sencillez y naturalidad.

También me sorprendió el respeto con que se referían a los ancianos, a la autoridad del cacique, la unidad de creencias, la comunidad, los hermanos.

Ese respeto religioso a la tierra y a la naturaleza, que nosotros desconocemos y para ellos es tan natural.

Anunciaron a un representante del pueblo de los “comechingones”, hubiera jurado, que en la escuela me dijeron, que habían muerto todos. Qué ignorante que soy, que somos. No sé ni cómo viven.

Nuestros hermanos indígenas se hicieron realidad. Salieron de la sombra. Estaban ahí, los podíamos tocar. Treinta pueblos indígenas habitan la Argentina. Son nuestros parientes que salieron de la tierra. Nuestros hermanos. Ojalá este encuentro perdure y sea bueno para todos.

lmizrahi@pachami.com

miércoles, 26 de mayo de 2010

Gustavo Noriega: “Siempre quise ir a lo de Mirtha”

El lunes pasado fui por primera vez en mi vida a almorzar con Mirtha Legrand. Me tocó una mesa de payadores perseguidos: Luis Majul, la senadora Norma Morandini, Mónica Gutiérrez (a quien le habían aflojado las ruedas de su camioneta importada en el fin de semana anterior) y el Dr. Nelson Castro. Siempre quise ir a lo de Mirtha: cuarenta años en la tele y una carrera deslumbrante en la época del cine clásico la convierten en una persona que está más allá de la coyuntura. De hecho, la vez que subí junto a mis compañeros de Indomables a recibir un Martín Fierro, me desvié unos metros para darle un beso a ella, que estaba conduciendo el evento. La siento como la Reina Madre, alguien con quien uno no siempre está de acuerdo, ni siquiera necesariamente le tiene algún tipo de admiración, pero que evidentemente está en otro plano, más arriba. Me daba mucha curiosidad ir al programa y me alegró que me invitaran aunque sabía que lo habían hecho porque se les había caído otro invitado (Magdalena, creo). En fin, ahí estaba yo, haciendo publicidad al libro y mirando las cosas un poco de afuera.”

Nota completa en: http://www.bonk.com.ar/tp/daily/1613/bitacora-de-un-libro-dia-31

“Basta de boludeces: Pino, Kirchner y Sabatella juntos”

Definiciones de Angel Cadelli

*Pino exagera, no compartimos que este gobierno sea de rederecha.

*Este gobierno no es de izquierda pero tampoco es de derecha.

*Nosotros no somos opositores sistemáticos: compartimos lo que está bien y criticamos lo que hacen mal, somos opositores de izquierda. No bancamos todo lo que hace el gobierno.

*Con Sabatella nos separan pendejadas, hay que dejar las boludeces afuera.

*Ante la unificación de la derecha hay que dejarse de boludear y unificar todo el espacio popular: Proyecto Sur, Sabatella, Pino Solanas, los Kirchner, Claudio Lozano, Heller… tenemos que trabajar juntos.

*La raya es clara: de un lado los gorilas y del otro lado nosotros.

*Después del mundial de fútbol la cosa se va a poner pesada: la derecha va a salir a hacer quilombo y despelote.

*Cobos aspira a terminar con el mandato de Cristina, no a ser candidato en el 2011, siempre jugó a eso. Es como una puta cara que se vende a último momento.

*Esperan agazapados.

*Si se va de la vicepresidencia se muere de frío.

Declaraciones de Ángel Cadelli, dirigente de la CTA, excandidato a vicepresidente por Proyecto Sur junto a Pino Solanas, trabajador del Astillero Río Santiago.

Si queres escuchar todas sus declaraciones al programa “El Tren” tenes el programa completo en http://www.eltrenblog.blogspot.com/

Contra la marihuana

Por Norberto Colominas

The Marihuana Power

A propósito del debate en torno de la legislación que prohíbe el consumo de ciertas drogas, las posibilidades son tres: aumentar el rigor de la ley, dejarla tal como está o avanzar en la despenalización.

Hasta ahora el debate muestra una limitación central: sigue siendo básicamente ideológico, cuando, gracias al avance del conocimiento y las nuevas tecnologías se puede pedir auxilio a la medicina y ganar en certidumbre. ¿Por qué quedar atrapado en las arenas movedizas de la ideología cuando podemos apelar a la confiabilidad neutral de la ciencia? Y cuando decimos ideología nos referimos a todo el arco que va desde el liberalismo extremo de los “despenalizadores”, rayano con la irresponsabilidad, hasta el autoritarismo de quienes siempre quieren leyes más duras, no importa de qué tema se trate.

Veamos un ejemplo concreto. Recientemente, un fallo de la Cámara de Apelaciones de la Capital Federal modificó una decisión en primera instancia de la doctora Servini de Cubría. El caso era el de una mujer que cultivaba marihuana en el balcón de su casa. La defensa adujo que la acusada empleaba la marihuana para aliviar los dolores provocados por una enfermedad. Sostuvo también que esa persona no tenía más alternativa que apelar a ese consumo ya que era alérgica a los calmantes tradicionales. En su fallo exculpatorio la Cámara hizo lugar a la “opinión subjetiva” de la acusada, ya que obtenía un “efecto benéfico” sin provocar “daño a terceros”.

En principio, el cannabis tiene unos 400 principios activos. Sólo uno de ellos, el tetrahidrocannabinol (THC), posee propiedades anestésicas. Los otros 399 principios también tienen efectos tóxicos aunque no anestésicos, lo que aparentemente no ha sido considerado en el fallo de los doctores Luraschi, Cattani e Irurzun.

La Cámara podía haber ordenado una prueba científica para determinar los efectos del consumo de marihuana en el organismo de la acusada, lo que en caso de comprobarse hubiera dado por tierra con los presuntos “efectos benéficos” de ese consumo y con la respetabilidad de su “opinión subjetiva”. Se trata de un estudio denominado SPEC (Spectrum Positrum), que ya se puede realizar en la Argentina y que revela las lesiones que provoca en el cerebro el consumo cualquier sustancia psicoactiva y de algunas enfermedades degenerativas, entre ellas el Alzheimer. La Cámara no ordenó dicho estudio.

Si la Cámara hubiera solicitado la opinión de una junta médica, y si ésta, tras examinar a la acusada, hubiera recomendado la necesidad de suministrarle dosis regulares de THC, los jueces deberían saber que ese principio activo se puede suministrar en pastillas, aislado, sin la compañía de las otras 399 sustancias tóxicas que tiene el cannabis. La Cámara tampoco hizo esto.

Visto desde otro ángulo, se podría imaginar un fallo similar respecto de un adolescente obeso que justifique su consumo de “paco” porque esa droga adelgaza, y que declare no tolerar tratamientos alternativos para bajar de peso. Según su “opinión subjetiva”, el joven tiene posibilidades de adelgazar fumando “paco”, lo que constituiría un “efecto benéfico” y sin daño hacia terceros. Si la Justicia se lo permite, es posible que ese adolescente adelgace, pero es seguro que morirá joven.

En resumen, ¿por que dejarle lugar a los prejuicios, por qué enredarse en discusiones ideológicas interminables cuando socialmente podemos elaborar --en democracia y tras el necesario debate-- un juicio racional basado en la ciencia?

No se trata de ser progresistas o conservadores, que son meras posturas, sino de ser inteligentes, serios y responsables. En ese camino, una actitud lúcida y adulta por parte de la Justicia sería de gran ayuda, tanto como un sobrio acompañamiento de los medios.

martes, 25 de mayo de 2010

Millones en la calle: atenti a lo que viene

Por Gerardo Yomal

Hay situaciones muy difíciles de prever. Por más calle o universidad que tengas encima, no las anticipas. Recién cuando la historia te roza el hombro, ahí te avivas.

Nunca me hubiera imaginado que el bicentenario lograra convocar a millones de personas a la calle. Recuerdo también el 2001 cuando cientos de miles de personas decidieron golpear la cacerola y empezaron a caminar por las calles. Se produce una energía, una sinergia, una decisión de muchas cabezas y cuerpos que en pocos minutos, todos juntos se ponen en movimiento. Es más fácil decir que hay un titiritero arriba que decide lo que hace “la gente”. La cuestión es que los pueblos dan sorpresas y después no se sabe en cómo termina la película.

Gerardo Fernández (en http://tirandoalmedio.blogspot.com/2010/05/sobran-los-perdedores.html) escribe “nunca vi tanta gente en la calle”. Y uno se pone a pensar en lo que fue el 17 de octubre, el funeral de Evita, en la movilización a Ezeiza para recibir a Perón, en el mundial 78, en el cierre de campaña de Alfonsín y nuevamente queda sorprendido ante lo que está pasando estos días.

Relacionado con esto te cuento que por la historia de dictaduras militares que nos tocó vivir, “la Nación”, “la patria”, “el himno” fueron conceptos que me resultaban ajenos. Nos los habían robado: eran sinónimo de uniforme verde oliva, represión, desaparecidos…

Ayer, frente al Cabildo, junto a miles de personas canté el himno, incluso con esa estrofa que no me copa (“o juremos con gloria morir”).

Algo pasaba, se percibía alguna historia común, tipos que ponían los dedos en v, muy pocos con el puño cerrado, otros agitando banderitas que en su momento repartieron promotoras de McDonalds…Seguramente convivían la Biblia con el calefón.

En ese sentido “Almita”, comentarista de este blog escribía: “Voy a ser muy jodida. Una tarjeta de crédito decía Pertenecer tiene sus privilegios. Creo que mucha gente fue tipo Disneylandia, para decir estuve, quizás sea eso. Pero lo importante es que igual sirve, igual es útil. Tener un sentido de pertenencia, aunque no sea el que uno pretendería que hubiera, es peor que nada. Son pasitos, pasitos pequeñitos, pero pasitos al fin y al cabo”.

Es temprano para sacar conclusiones pero si tanta gente decidió salir a la calle estamos frente a una señal. Nuestra antena tiene que estar bien dirigida para saber de qué se trata.

Bicentenario: Sin banderas en los balcones



“…tanto en Córdoba como en Buenos Aires cuesta encontrar banderas colgadas en los balcones de las casas particulares. Los contestadores telefónicos de las radios, las conversaciones de ocasión en supermercados y una módica cadena de mails fogonearon el estado de ánimo de bronca de mucha gente e incitaron a manifestar su descontento con los Kirchner dejando desnudos los frentes de sus domicilios…”

Fragmento de una nota de Alfredo Leuco. Texto completo en : http://www.perfil.com/contenidos/2010/05/21/noticia_0035.html

Gobierno de criollos

Por Pablo Chami

Buenos Ayres, Viernes 25 de mayo de 1810.

A la reunión de anoche en casa de Rodríguez Peña concurrieron todos los que estaban por el partido de la independencia: Moreno, Saavedra, Belgrano, Castelli, Larrea, French, Beruti y muchos más. Se sentía la indignación en el ambiente por la traición del Cabildo. Había designado a Cisneros como presidente de la Junta. El desconcierto era grande y muchos no sabían qué hacer. Entrada la noche, Antonio Luis Beruti pidió al dueño de casa papel, tintero y una pluma. Rápidamente escribió unos nombres para que se formara una junta integrada por criollos.

Los nombres eran: Presidente, Cornelio de Saavedra, para vocales a los señores doctor Juan José Castelli, licenciado don Manuel Belgrano, don Miguel de Azcuénaga, doctor don Manuel Alberti, don Domingo Matheu, y don Juan de Larrea, y para secretarios, a los doctores don Juan José Paso, y don Mariano Moreno. La lista circuló entre los presentes y quedó aprobada. Inmediatamente se realizaron copias y circuló toda la noche entre las familias patriotas y los cuarteles, donde se encontraban los patricios a la expectativa de los acontecimientos. Una comisión se dirigió a casa del síndico doctor Leiva a las doce de la noche para pedir “otro llamamiento al pueblo para destruir lo que pocas horas antes se había sancionado.” Ante la vehemencia del pedido accedió a llamar al pueblo nuevamente.

Hoy por la mañana se reunió nuevamente el pueblo en la plaza. Había gran expectativa. Los patriotas deliberaban en el interior del Cabildo con los jefes realistas que pretendía continuar con la junta elegida el día anterior, con Cisneros como presidente. Los patriotas insistían con la lista que había escrito Beruti la noche anterior. La muchedumbre golpeaba las puertas y gritaba:

—“El pueblo quiere saber de qué se trata”.

El comandante Martín Rodríguez tuvo que salir a aquietarlos. Aseguró que demandarían la renuncia del virrey.

El pueblo pedía a voces en la plaza la renuncia del virrey Cisneros y la aprobación de la nueva junta. Una delegación del Cabildo se dirigió al fuerte donde se encontraba Cisneros a pedirle su renuncia, a la cual accedió.

Salió al balcón el escribano del Cabildo, Justo José Núñez, quien leyó el petitorio de Beruti presentado con las firmas del pueblo y “si era aquella su voluntad.” Una aclamación partió de la gente manifestando que esa era su voluntad.

Inmediatamente el Cabildo llamó a los nuevos integrantes de la junta para prestar juramento. Comparecieron los vocales Cornelio Saavedra, Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Miguel de Azcuénaga, Manuel Alberti, Domingo Matéu, Juan Larrea, y los secretarios Juan José Paso y Mariano Moreno. Estaban presentes los miembros de la junta del 24 de mayo, los miembros del Cabildo y nutrida asistencia de público: “prelados, jefes comandantes, y personas de distinción”. La Junta prestó juramento y, finalizada la ceremonia, Cornelio Saavedra pronunció unas palabras ante el público congregado en la plaza desde el balcón del Cabildo. El presidente y los demás miembros de la Primera Junta se dirigieron al fuerte, que era la sede del gobierno, ante numeroso público que llenaba la plaza mientras sonaban las campanas de las iglesias y se oían salvas de artillería. Un gobierno formado por criollos se había constituido en Buenos Aires. En ese momento sobrevino la lluvia.

lunes, 24 de mayo de 2010

Bicentenario: ¿Qué tendrán en la cabeza un millón de personas?

Por Gerardo Yomal

¿Qué significa un millón de personas en la calle? ¿Qué tendrían en la cabeza, que pensamientos, qué lugar les ocupaba el bicentenario?

¿En qué medida había en una parte de esas personas algún compromiso ideológico para participar de esta conmemoración?

¿O sólo se iba por una cuestión de divertimento, de ver stands, como ir a una exposición, a un museo, a un paseo dominguero?

¿En qué medida estos encuentros disparan el pensamiento de las personas?

¿La interpretación de la historia generará en algunos, a partir del llamado “Festejo del Bicentenario”, el cuestionamiento del presente y la posibilidad de construir otro futuro?

“Buenos Aires, una fiesta” dicen algunos títulos periodísticos, pero ¿qué estamos festejando?

Sarmiento, Mitre, San Martín, Belgrano, Irigoyen, Perón, Evita, Jauretche, el Che Guevara, las madres de Plaza Mayo, Alfonsín son algunos de los íconos que tienen vidriera en este bicentenario. ¿Se piensan intereses, proyectos de país, ganadores y perdedores detrás de todos estos nombres o están congelados como próceres de bronce, puros, para el manual escolar supuestamente “objetivo”?

Seguramente con otro gobierno no estarían en los stands Evita, Jauretche, las Madres…

Claro que lo que falta es debatir y pensar de qué manera se construye un país diferente al de aquel del granero del mundo, del monocultivo de soja, de la producción primaria a otro que incluya a buena parte de la población, con industria, con distribución del ingreso, con más democracia económica y política.

Una discusión que tiene doscientos años: “vender cuero y comprar zapatos equivale a marchar descalzos…”

En el actual contexto político, tanto nacional como latinoamericano, este debate es más posible. Y no es poco.

Se hablaba de revolución


Por Pablo Chami

Jueves 24 de mayo de 1810

Ayer por la tarde el Cabildo decidió no continuar con el Cabildo Abierto que había comenzado el 22 de mayo y comunicar el resultado del escrutinio de los votos al Virrey Cisneros. La mayoría fueron para la moción de que el Virrey debía dejar el mando y que el Cabildo tenía facultades para nombrar una junta de gobierno.

Los patriotas sospechaban que esta suspensión del congreso presagiaba una burla. Tenían razón: en la tarde de hoy, poco antes de cerrar esta nota, el Cabildo nombró una Junta de gobierno con dos miembros españoles europeos y dos criollos. Ellos fueron el doctor don Juan Nepomuceno Solá, don José Santos Inchaurregui, ambos españoles y el doctor don Juan José Castelli y don Cornelio Saavedra, criollos, pero quien presidiría esa nueva junta era el mismo Cisneros.

Entrevisté a algunos patriotas que estaban indignados, era una traición de los españoles europeos y del Cabildo. La votación había sido clara. El virrey debía cesar en su mando. Se convocó a una reunión urgente en la casa de Nicolás Rodríguez Peña. Se hablaba de revolución. El 25 será un día decisivo.

domingo, 23 de mayo de 2010

Populismo primitivo y rutilante

"…En varios sentidos, las muchedumbres porteñas miran de reojo y con fastidio el desparramo en una ciudad colapsada por preparativos de gruesa teatralidad. Se nos informa que estamos de fiesta.

En una metrópolis donde había por lo menos diez espacios abiertos, enormes y propicios para montar la gran exhibición del patrioterismo gubernamental sin asfixiar a la gente, el Gobierno exhibe su desaforada espectacularidad en torno del Obelisco, para enloquecer aún más la vida cotidiana de decenas de millares de personas durante un mes, antes y después de este 25 de Mayo. No optaron por la Costanera Sur, el Parque Indoamericano, el Autódromo, o el Parque de la Memoria en la Costanera Norte. No. La idea es de un populismo primitivo y rutilante, para enfadar a la mayor cantidad de gente, la mayor cantidad de tiempo posible y al mayor costo…"

Fragmento de la nota "Patriotismo" de Pepe Eliaschev. Texto completo en http://www.perfil.com/contenidos/2010/05/22/noticia_0042.html

Daniel Cohn-Bendit: “Merkel y Sarkozy están locos”


La crisis económica europea que evidentemente está demostrando que vino para quedarse y que aún no se sabe hasta dónde salpicará al mundo, es explicada por el diputado ecologista francés Daniel Cohn-Bendit. “Daniel el rojo” apodado así por su participación en el mayo Francés del 68 afirma entre otras definiciones:

“Ahora queremos ganar dinero a costa de los griegos”

“Estamos haciendo negocios con ellos”

“Hay que fomentar el desarme en la región”

“En los últimos meses Francia le ha vendido a Grecia seis fragatas por 2.500 millones de euros, helicópteros por 400”

“Alemania seis submarinos por otros 1.000 millones”

“Les vendemos dinero para que nos compren armas”

“Somos unos absolutos hipócritas”


En el siguiente video tenes las declaraciones completas.

http://www.youtube.com/watch?v=nqno8H-mjeY&annotation_id=annotation_883605&feature=iv

sábado, 22 de mayo de 2010

En nombre de la religión



Por Pablo Chami

Buenos Ayres, miércoles 23 de mayo de 1810

Hubo un acalorado debate en el Cabildo Abierto del día de ayer, 22 de mayo. Se plantearon dos puntos de vista: los realistas defendían al Virrey y la continuidad de la dependencia de España. Basaban su postura en nombre de la religión, del Rey, y de las antiguas leyes de España. Fueron adalides de esta posición el fiscal Villota, el obispo Lué, Juan Nepomuceno de Sola, entre otros. Lué confirmó en el recinto lo que dijo al cronista antes de ingresar al Cabildo: “Que aun cuando no quedase parte alguna de la España que no estuviese subyugada, los españoles que se encontrasen en la América debían tomar y reasumir el mando en ellas y que éste sólo podría venir a manos de los hijos del país cuando ya no hubiese un español en él”.

Contra esta posición se manifestaron los patriotas. Estaban Manuel Belgrano, Hipólito Vieytes, Juan José Viamonte, Nicolás Rodríguez Peña, Juan Ramón Balcarce, Cornelio Saavedra, Manuel Luzuriaga y muchos otros. Juan José Castelli fue la voz que defendió los derechos de los americanos. Propuso la caducidad de la autoridad del Virrey Cisneros y la elección de una junta elegida por el pueblo. Otros propusieron que la autoridad la asumiera el Cabildo y que procediera a elegir una Junta de Gobierno. Las discusiones fueron acaloradas y terminaron a media noche. Se propuso continuar con el Cabildo Abierto hoy a las tres de la tarde y hacer el recuento de los votos por la mañana.

Hoy temprano se realizó el recuento de votos. Por amplia mayoría el Cabildo Abierto decidió la caducidad de la autoridad del Virrey y la delegación del mando en el Cabildo de Buenos Aires hasta constituir una nueva Junta de Gobierno y el llamado al resto de las provincias del Virreinato del Río de la Plata para determinar la forma de gobierno. El Cabildo, investido de autoridad del gobierno suspendió la reunión acordada para esta tarde y nombró a una delegación para informar al Virrey de la resolución adoptada por el Cabildo. En momentos en que cerramos esta edición la delegación se encamina al fuerte, sede del gobierno, mientras llueve en Buenos Aires.

Cristina y Mercedes ya están haciendo historia

Por Rubén Levenberg (especial para puedecolaborar)







El otro yo de Cristina

No son dos gotas de agua. Una es una señora de apellido estándar de aquellas que en tiempos de juventud ya tenía una oratoria que la destacaría luego en la política, en el congreso y en la presidencia de la Nación. Es directa para decir lo que quiere decir y se le entiende, un rasgo que corre en sentido contrario a la hipocresía. Eso provoca odio, sobre todo en las mujeres, que cuando la observan o la escuchan no ven reflejadas las ambiciones que el sistema les impuso –culo, tetas y muchos amantes famosos- sino una carrera política que la lleva a gobernar el país.

La otra es una señora que porta apellidos que uno puede encontrar en el cementerio de la Recoleta. Mercedes es nombre cheto, Marcó del Pont es un apellido compuesto de alcurnia. Como Cristina, es inteligente y sabe decir y hacer. Sus conocimientos en Economía se forjaron con estudio e intercambio con mujeres y hombres de las ciencias sociales y de la economía, no con el sentido común de Susana o Mirta.

Una es antipática para muchos integrantes de la clase media, seducidos por la retórica de los periodistas y “analistas” que ponen el giro a la izquierda y se van para la derecha, sean locutores, médicos devenidos en periodistas o ex militantes de causas más justas cuya capacidad retórica les permite ser útiles para quien guste pagar y promover. La otra es más simpática, tiene cierta tonada que sugiere que no es una porteña de ley y, sobre todo, fue maltratada ante las cámaras por un hombre. En el momento en el cual Mercedes Marcó del Pont fue despreciada por Gerardo Morales, muchos la adoptaron. Vivo como pocos, Carlitos Saúl fue el primero que dijo que la respetaba intelectualmente y que le costaría votar en contra de ella.

Una tiene que ejercer el poder, está obligada a tener una muñeca firme como la de cualquier gobernante que se precie. El poder y la presidencia de un país no son un chiste y para ejercerlos hace falta firmeza y mucha resistencia ante las presiones. La otra también, pero su rol es mucho más específico y el cargo técnico la deja al margen de las opiniones surgidas del sentido común.

Una mujer en el poder y otra que es una técnica con un rol preponderante, ambas inteligentes y lindas y ambas con una concepción de la sociedad que no es la de los gurúes que vienen aconsejándonos qué hacer desde 1930. Una mujer llamada Fernández y otra llamada Marcó del Pont. Ambas ya son Cristina y Mercedes y dentro de algunas décadas nuestros nietos sabrán quiénes eran y qué rol cumplieron en nuestra historia. Dirán que fueron buenas, eficientes, tontas, que se equivocaron o que acertaron, pero tendrán que saber quiénes fueron y qué hicieron. Dudo que alguna vez alguien se anime a ponerle a una calle el nombre de Mirta o Susana. En cambio, Cristina y Mercedes ya están haciendo historia.

Pueblos originarios: las patas en la fuente

Por Hugo Presman

…Con un gobierno en donde muchas víctimas han encontrado las puertas abiertas. Pero la historia es contradictoria. Dialéctica como enseñaba un señor conocido como Carlos Marx. El gobierno que le garantizó la marcha y le abrió la puerta es el mismo que facilitó que la soja cubra el 70% de la superficie cultivable, que se arrasara bosques, que se explote la minería a cielo abierto sin beneficio alguno para el país, que afecta la vida y la propiedad de estos pueblos que están ahí. Es posible que haya una bisagra en esta historia. Porque estos pueblos aislados y maltratados, han decidido ser protagonistas activos. Y el gobierno, sería prudente, que tome debida nota de sus reclamos y derechos. Han recuperado la voz. Y ahora han rasgado el velo del olvido. Estuvieron acá. Decididamente están ahí. Quien deba oír que oiga y actúe. Los diarios del establishment ningunearon este hecho histórico. Ni Clarín ni La Nación le dedicaron un título de tapa. El primero colocó la noticia en página 37. Una foto y cinco líneas. Y el diario fundado por Bartolomé Mitre lo remitió a página 14, con un cuarto de página. Aunque estos medios lo sigan minimizando, los pueblos originarios están ahí.

(Nota completa en http://www.presmanhugo.blogspot.com/)

viernes, 21 de mayo de 2010

Mientras quede un solo español…

Por Pablo Chami

Buenos Ayres, martes 22 de mayo de 1810

Ayer, luego de la gran manifestación de pueblo en la Plaza Mayor reclamando Cabildo Abierto, el virrey Cisneros accedió a la convocatoria. Cornelio Saavedra, desde el balcón del Cabildo se dirigió a la muchedumbre diciendo que se estaba tratando los asuntos que convenían a la felicidad del país y que el día siguiente se celebraría un Cabildo Abierto. Esto tranquilizó al pueblo que se retiró de la plaza.

Por la tarde se confeccionaron las invitaciones para concurrir al Cabildo Abierto que se celebrará en el día de hoy. Se convocó a “la principal y más sana parte del vecindario”.

Hoy amaneció lloviendo. No hay pueblo en la plaza porque se apostaron centinelas en todas las entradas y sólo pueden pasar los portadores de las invitaciones.

Entrevistamos al obispo Lué antes de entrar al Cabildo. Nos dijo que propondrá la permanencia de Cisneros al frente del virreinato y que, mientras quede un solo español en América, ese español será el que gobierne.

Juan José Castelli nos informó que votaría por la deposición del virrey y por la creación de una junta de gobierno integrada por criollos. Que muchos patriotas pensaban igual, pero que la votación sería pareja.

Vemos al pueblo dividido en dos partidos: los españoles europeos son realistas, quieren que el virrey Cisneros siga al mando y que el Virreinato del Río de la Plata dependa del gobierno de la península. Por otro lado, los criollos quieren un gobierno independiente y liberarse del yugo de España.

Hay mucha expectativa en el pueblo por el resultado de la votación. Dado que la lista de oradores es muy extensa, creemos que el resultado se conocerá a la media noche.

Gustavo Silvestre: “Hay una absoluta y total libertad de expresión”

Por Franco Spinetta

(Archivo puedecolaborar) Esta entrevista con Gustavo Silvestre fue realizada en vísperas de las elecciones del 2007.

-Muchos periodistas se quejan de que este gobierno deja una materia pendiente en cuanto a la libertad de expresión, ¿usted cree que en la Argentina no existe libertad de expresión?

-Hay una absoluta y total libertad de expresión, que no la da un gobierno, sino la Constitución Nacional.

-Un informe de la Sigen -Sindicatura General de La Nación- dice que el Comfer no es un organismo eficaz. Además, agrega que entre el 2002 y 2005 no fueron ejecutadas las multas aplicadas, resaltando que el principal infractor es la televisión, ¿Qué opina sobre esto?

-Es obvio que el Comfer debe controlar más y mejor. Y que necesita tal vez un rediseño y que haga cumplir la ley.

-Algunos periodistas critican la relación que tiene Kirchner con los medios de comunicación ¿Es saludable que un Presidente no hable con los periodistas?

-No soy de los periodistas que se rasgan las vestiduras porque el Presidente no da conferencias de prensa. Ha dado notas a distintos medios, y para él, según lo que ha expresado públicamente, la comunicación pasa por los discursos desde el atril o desde la tribuna.

-Como especialista en periodismo político, ¿qué opinión le merecen las campañas que están desarrollando los principales candidatos?

-Algunos sostienen que ha sido una campaña aburrida. Yo creo que por primera vez en mucho tiempo, ha sido una campaña normal. La Argentina vive un tiempo de normalidad política, económica y social, y eso se ha demostrado en esta elección. No es el 89 del final del gobierno de Alfonsín, ni el 99 con una tensión política muy grande entre el menemismo y la oposición. Ni que hablar del 2002/2003, donde el país venía de soportar la peor crisis de su historia. Creo que muchos candidatos, sobre todo de la oposición, tampoco supieron articular un buen discurso u opción frente a la sociedad.

TODOS SOMOS COBOS

AL COLÓN
por Jorge Devincenzi

Los dueños de medios de comunicación concentrados se victimizan. Martínez de Hoz se victimiza. Los periodistas que trabajan para los medios de comunicación concentrados se victimizan. La mesa de Enlace se victimiza. Ahora, Cobos también se victimiza y anuncia que estará en el Colón, junto a Macri, argumentando que la Presidenta lo ningunea. Que se siente discriminado injustamente. ¿Lo denunciará al INADI?
En otra situación, sería grave que un gobierno nacional estuviera partido en dos, pero no es este el caso.
Hay aquí un gobierno que ha tomado una decisión, y por otro lado un solitario personaje que se ha dejado arrullar por los cantos de sirena del poder concentrado, y se ha dejado convencer por sus condiciones personales: pusilánime, vacilante, ambivalente, timorato, mediocre, su gesto adusto no es el del individuo concentrado en sus pensamientos sino el de un estreñido cuya visión política y vuelo intelectual están limitados por los cálculos de estructura de hormigón.
Ya se dijo alguna vez que era aquello de "bosta de palomas". Cobos es un representante de la mediocre clase dirigente local.
-¿Y en condición de qué concurrirá al Colón, Don Cleto?
-De particular damnificado.

Desocupado español: “voy a trabajar de mesero en Florencio Varela”

El expolio, agencias “descalificadoras” y gurúes

Por María Vacas Sentís

Ya lo entiendo. Pero era más feliz cuando ignoraba las reglas de juego de esta especie de monopoly amañado en el que la Banca siempre gana y nosotros somos expoliados. Resulta que para salir del desastre provocado por la mala praxis y la codicia especulativa del sector financiero; hasta el extremo de que los Tesoros públicos hayan salido a su rescate (un déficit del 13% del PIB de la UE); y para que estos mismos mercados confíen ahora en la solvencia de nuestra deuda, tenemos que seguir sus instrucciones interesadas, y acatar las evaluaciones de sus agencias “descalificadoras” de riesgo, porque, al parecer, los mismos que nos arrastraron a la ruina son ahora garantes de la credibilidad, gurúes poseedores de las fórmulas mágicas para salir de la crisis mediante la reducción acelerada del déficit, desechando medidas de estímulo económico y ahogando la recuperación. Aunque los problemas sean la falta de crédito, el bajo consumo y el desempleo.

Es como si tuvieras que pagar, no una vez sino tres veces, la cuenta de un banquete en el que no hubieras probado bocado (cada vez más hambrientos) y que encima los más tragones te acusaran de glotón. El primer sablazo fue colectivo, en forma de ayudas al sector financiero; el segundo viene ahora, como ciudadanos que ven reducirse sus ingresos vía salarial o impositiva para frenar el déficit; y el tercero, a medida que los bancos se dignen a abrir el grifo, como deudores de préstamos, preñados de intereses -de seguro bien creciditos-, aunque sea dinero casi regalado por el Estado.

¿Y cuáles son las recetas recomendadas por el sector financiero y aplaudidas por los voceros del pensamiento único? Pues similares a las defendidas en tiempos de bonanza, porque como dijo G.K. Chesterton “el mundo moderno está lleno de hombres que sostienen dogmas con tanta firmeza, que ni siquiera advierten que son dogmas”; las mismas metodologías que vienen abonando el crecimiento porcentual de las rentas del capital frente a las del trabajo (un expolio gradual y silencioso); sólo que, aprovechando la coyuntura, llevadas al extremo, porque hay que flexibilizar, privatizar, exprimir, esto es: reducir salarios (y ¡adiós consumo!); congelar pensiones (entre las más bajas de la UE); reformar el mercado laboral y rebajar el despido (aunque con estas reglas se batieran records de contrataciones hace poco); reducir impuestos a los ricos, como patrimonio o sucesiones, y rebajar el tipo máximo (y ahora no toca hablar de recuperarlos); y desmantelar todo lo público (creando nuevos espacios para el florecimiento del sector privado). O sea: reducir gastos sin subir la fiscalidad a las rentas más altas (tampoco a la Banca), y mucho menos reformar con urgencia el sistema financiero.

Zapatero lo admitió al anunciar los recortes. Cito textualmente: “los gobiernos no siempre pueden hacer lo que parecería lógico desde fuera” (desconozco si con “fuera” se refería al espacio sideral, a los exteriores del Congreso o a los hastiados bolsillos ciudadanos); “incluso gobiernos más poderosos tienen una dialéctica difícil con el mundo financiero”; lo que traducido significa: “esto es lo que hay, y estas medidas antisociales ejecutaremos, aunque no sean correctas, ni éticas, ni siquiera útiles para la recuperación; nosotros simplemente acatamos la voluntad del amo; la política, al servicio del poder financiero”. ¿Y la soberanía nacional?: obsoleta. ¿Y la democracia?: pues sencillamente una mascarada.

Cabildo Abierto

Por Pablo Chami

Buenos Ayres, Lunes 21 de mayo de 1810

De la reunión de ayer se delegó en Castelli y Martín Rodríguez para que se dirigiesen al fuerte para exigir la renuncia del Virrey. Cisneros no contestó pero llamó a los comandantes de las tropas para preguntar si lo sostendrían en el mando como lo habían hecho con Liniers un año antes. La respuesta de Saavedra fue negativa.

También en el día de ayer, domingo, síndico del Cabildo, Julián Leiva se apersonó al Virrey diciendo que el pueblo estaba en gran agitación y que era conveniente reunir a un Cabildo Abierto para oír al pueblo. Cisneros se encolerizó al escuchar esto pero, ante la negativa de apoyo de las tropas, accedió a que se convocase un Cabildo Abierto.

Hoy lunes, en momentos en que este cronista escribe estas líneas, ve pasar por la puerta de la redacción columnas de patriotas que se dirigen a la Plaza Mayor con cintas blancas en sus chaquetas o sombreros.

Encontré a Antonio Luis Beruti, comandante de las tropas, a la entrada de la plaza repartiendo cintas blancas, le pregunté qué pasaba que se había reunido tanta gente. Beruti me dijo que las cintas eran para distinguir a los patriotas. También, algunos portaban una cinta roja en el sombrero como señal de sangre y un ramo de olivo que significaba la paz. Exigían a los miembros del Cabildo la convocatoria de un Cabildo Abierto que ya había acordado el virrey en la reunión del domingo.

Al cierre de esta edición hay gran expectativa entre el pueblo que está reunido en la plaza. El pueblo exige la renuncia del virrey Cisneros.

jueves, 20 de mayo de 2010

Esa “putita” se la buscó

Por Liliana Mizrahi

General Villegas, La escena invertida: Defender lo indefendible


En muchas mentalidades de varones y mujeres, habita la misoginia. Estas gentes son, además socios activos del patriarcado. Valores ancestrales consagrados. En esas cabezas, vive la creencia que la impunidad está asegurada.

Se descarta el delito, se lo omite. Cuando comprueban, que la realidad no es así, se sorprenden e inmediatamente: “dan vuelta la escena”, alteran la realidad.

Se invierten los términos del conflicto. Se transfiere la culpa a la jovencita, y la responsabilidad a la familia y, santas paces. Nada alivia tanto como evacuar la propia responsabilidad en los otros.


Los abusadores, son “chicos…? (alrededor de 30 años), de buenas familias, van a misa, honran a sus madres y padres, tienen esposa e hijos y se confiesan los domingos”, además se estaban divirtiendo un poquito, revolcados en esa doble moral burguesa y enferma.

“…vivimos revolcados en un merengue y en el mismo lodo todos manoseados” (Discépolo)

La adolescente abusada se convierte en la “fácil” del pueblo, rápida y gauchita de sólo 14 años, es funcional a esa impostura.

La escena es loca porque está invertida, al invertirla le cambian el significado. Eso es muy frecuente, el peligro es que altera y pervierte la percepción de la realidad, pero la ilusión es seguir viviendo en la impostura, flor de escenografía.


¿El violador puede ser víctima de una nena de 14, desbordada de hormonas ? ¿todo es igual? “Los ignorantes nos han igualao”?
¡qué falta de respeto! ¡qué atropello a la razón!


Una niña o joven abusada, que no fue contenida adecuadamente y atendida a tiempo, se “identifica con el agresor”, se entrega, busca castigo y así, se re- victimiza y se vulnera más aún. La escena invertida la enferma aún más.


lmizrahi@pachami.com

La estrategia “marxista-leninista” de los Kirchner

Alberto Iribarne ex ministro de justicia de Kirchner y miembro de la Mesa Directiva del PJ porteño declaró que "Kirchner cree que estamos en guerra, y entonces la primera víctima de la guerra es el debate. En la guerra hay que acatar y actuar, y entonces también es válido que se le haga inteligencia al enemigo", se enojó el dirigente, que también habló de una estrategia "marxista-leninista" de los Kirchner. "Ellos creen que son la vanguardia, que perdieron las elecciones porque la gente les creyó a los medios. Y es por eso que ahora van por los medios, para intentar torcer esa situación", explicó, palabras más, palabras menos.

(http://www.clarin.com/diario/2010/05/19/elpais/p-02197305.htm)

Los patricios más destacados

Por Pablo Chami

Buenos Ayres, domingo 20 de mayo de 1810

La reunión de anoche en casa de Rodríguez Peña fue secreta. Sin embargo, este cronista pudo saber que concurrieron los más destacados patricios. La reunión fue multitudinaria y tumultuosa. Estaba Cornelio Saavedra, que fue llamado de urgencia porque se encontraba en las afueras de la ciudad, Manuel Belgrano, Juan José paso, Hipólito Vieytes, Juan José Viamonte, Juan Ramón Balcarce, Miguel de Azcuénaga, Juan José Castelli, Bernardino Rivadavia, Mariano Moreno, Vicente López, Juan Francisco Seguí, Antonio Luis Beruti, Domingo French, y muchos otros.

Le preguntaron a Saavedra si pensaba que todavía no era tiempo, porque un año antes había opinado que “Las brevas no están maduras”, que todavía no era tiempo de hacer la revolución.

A esto contestó Saavedra que: “Señores, ahora digo que no sólo es tiempo, sino que no se debe perder una sola hora”. Muchos presentes opinaban que con esta afirmación del jefe del Regimiento de Patricios, se pondría en marcha el camino hacia la Independencia.

Se decidió que al día siguiente, una delegación concurriría al fuerte, que era la sede del gobierno, para pedir la renuncia del Virrey Cisneros.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Nadie nos lee

por Carlos Penelas

Tengo un amigo anarquista

El príncipe Kropotkin señalaba que “la burocracia es de por sí el núcleo de una clase cuyos intereses son totalmente opuestos a los del pueblo, al que pretende servir”. Necesitan de la pobreza para hacer sus negocios. Carecen de columna vertebral. Para adaptarse a un mundo florido donde la gente cultiva con sensatez el buen gusto, la hipocresía y el cinismo. ¿Cuántas pequeñas canalladas, cuántos engaños imperceptibles forman parte del alma? Querido lector éstas son las sinuosas estrategias o manipulaciones para alcanzar el poder y su irremediable sensación de impunidad. Recuerdo, no sé porqué, a Einstein cuando dijo: “El matrimonio no es más que la esclavitud con apariencia civilizada”.

Nuestros políticos dan asco, pero me empieza a llegar el olor de otras comarcas. Todos parecen extras de cine. El engaño en las campañas exhibe su desvergüenza de manera obscena. Pícaros populistas, fascistas y señores reaccionarios se abrazan con las multinacionales. Recuerdo, no sé porqué, a Lewis Carroll: “Querrás, querrías, querrás, querrías, / querrás bailar también”.

Ahora el Pentágono continúa con un proyecto de profundizar una investigación ambiciosa: reunir todos los datos imaginables sobre la vida de una persona, ordenarlos en un índice y permitir su búsqueda. El programa se llama LifeLog y recopilaría lo que hace un ser humano: cada mensaje de correo electrónico enviado o recibido, cada foto sacada, cada llamada telefónica realizada, cada revista leída. Como vemos, Orwell no se equivocó tanto.

Querido lector: como escribió uno de los grandes literatos gallegos, estoy hablando de Gonzalo Torrente Ballester, por los años ’70: “Yo jamás me propongo romper algo que se está rompiendo solo”.

Es interesante hacer una lectura de todo. Ahora parece que los medios manejan las cosas. Si volviéramos sobre las páginas de Sun Tzu (544 antes de nuestra era) veríamos cómo era el proyecto de conquista. Y que lugar tenían las baratijas, las putas, la bebida y el juego. Si no tomamos el poder como medida de las cosas nos equivocamos una y otra vez. Ya Albert Camus señaló con claridad: “al menos los anarquistas saben contra quien luchan”.

Aparecen entre nosotros, otra vez, los curas villeros, un sindicalismo sin salida, un euro con tropiezos, una Grecia que trae los problemas de un capitalismo no resuelto e imposible de resolver como quieren. Digamos que es fácil de ver, de predecir. Es todo más complejo, tiene usted razón. Conflictos en Facebook, opiniones como las del caballero Mark Zuckerberg al afirmar que no cree en la privacidad de Facebook. Y luego viene lo del matrimonio gay, lo de los curas pedófilos, los engaños de los índices, el cinismo de los gestos y de las actitudes, la dispersión, el drama de los hospitales, de las escuelas, de los ferrocarriles. Y los cacerolazos otra vez en Atenas que pega en España y en Portugal.

De esto, entre otros asuntos -como simples poetas- hablamos hace más de cinco años. Pero parece que nadie nos lee. Que nadie nos lee pues hubo otros, más sabios y conocedores que yo, tratando y estudiando estos panoramas líquidos que generan hambre, guerra, desolación y muerte. En fin, que como en Muerte en Venecia la decadencia también alcanza a la ciudad en forma de epidemia.

Esta mujer es más que Chanel y Louis Vuitton

Por Juan Montes

Esta mujer no salió a derrumbar los castillos de arena desde cuyos balcones profetisas descarriadas o séquitos de cletómanos auguraban catástrofes. Dejó, con paciencia materna, que caigan solos: se dijo que el campo se fundiría, el campo no se fundió; se vaticinó una estampida del dólar y el dólar se mantuvo manso; se pronosticó una política de ajustes y la respuesta fue más medidas sociales; se le endilgó una calidad de títere de su esposo y demostró muy clara su autonomía; se amenazó con una chavización de la República y mostró estar tan cerca de Chávez como de Lula o Evo Morales, se la tildó de montonera y el único ejército que mostró fueron los fans de 6-7-8.

Esta mujer es más que Chanel y Louis Vuitton. Es la mandataria que aplicó políticas que nadie, desde hace cincuenta años, se animó a aplicar. Y eso es meritorio. Fue más allá en un país donde los límites siempre fueron impuestos por sobre los gobiernos. Y eso, por ser meritorio, es para muchos imperdonable. Y en ese ir más allá, descoloca, desconcierta, desestabiliza a todo el arco político que balbucea contradicciones. Néstor Kirchner es predecible y por lógica su Gobierno fue de crecimiento cuantitativo. Esta mujer no construye política, instala el debate de la política misma; no polemiza en primera persona, instala la polémica y deja que los actores sociales polemicen. El Gobierno de esta mujer es cualitativo y eso la diferencia del resto.

Esta mujer quebró los esquemas: no sacó a la CGT a la calle, no movilizó su "clientelismo social", no fue violenta como muchos quizás, peligrosamente, hubieran querido. Fue hasta lugares donde hasta hace cinco años eran impensados: puso en evidencia no sólo el andamiaje de los medios de comunicación, sino además, abrió el debate sobre el rol, la ética y la imparcialidad de los periodistas; desmitificó la soledad de las madres y sacudió el letargo impune de los crímenes de lesa humanidad; adhirió activamente a la más sólida intencionalidad de integración latinoamericana…

¿Cómo no va a generar odio si hace lo que otros gobiernos populares hubieran querido hacer? ¿Cómo no va a generar odio si hace lo que cualquier gobierno antipopular no quisiera que se haga? ¿Cómo no va a generar odio si para colmo esta mujer, es mujer?

Facebook de Cobos: “Detesto a Agustín Rossi, su hermano y los secuaces KK”

Por Franco Spinetta

Navegar por el Facebook puede ser muy ilustrativo sobre cómo se articula la participación política actual. Julio Cobos fue uno de los primeros en sumarse a la militancia cibernética desde esta red social. De hecho, suele publicar pensamientos muy a menudo. Esto escribió el día de ayer:

"En 2007 no veíamos autoritario al Gobierno, compartíamos algunas cosas y otras no. Pensábamos que al sumarnos podíamos cambiar esos puntos de vista. Se hablaba de acuerdos entre el campo y la industria, entre el Gobierno y la gente, se hablaba de federalismo. Uno puede decir: ¿habremos sido ingenuos al acompañar esto? ..."

Inmediatamente después de declararse un ingenuo (por no decir otra cosa), se encargó de responder la obvia pregunta: ¿por qué no renuncia?

"Yo no renuncio porque el que tengo es un cargo electivo, porque tengo un compromiso con la gente. Hay muchos que abandonan a mitad de camino y yo me siento con derecho a no renunciar. Para mi tranquilidad personal y familiar sería más fácil retirarme, pero creo que no hago un aporte a la institucionalidad al renunciar", aclaró para el alivio de los cobistas.

Debido a la polvareda que ha levantado en los últimos tiempos el MPB (Movimiento Peronista Bloguero) por la "virulenta" defensa del gobierno de Cristina Kirchner, el equipo de Puedecolaborar buceó un poco en los grupos que comentan en el Facebook del ingeniero Cobos. Les dejamos un par de ideas iluminadas.

En un grupo titulado "Yo también ODIO a Agustín Rossi" le dedican un par de flores al jefe de la bancada kirchnerista en Diputados:

"Ojala q en Rosario escrachen a este hijo de pu...,alchuete de los Kk.Realmente lo detesto a el como al hermano y como a todos los secuaces kk"

"pichetto.... rossi.... cristina... nestor... moyano.... scioli... d`lia.... cristobal lopez... los odio a todos.... hundieron la argentina hasta peor que el desastroso menem y la mugrienta dictadura juntas.... me dan ascooooooooo no tengo otra palabra para explicar lo que siento..."


"aguanten los que odiamos a este FRACASADO SERVIL HIJO DE KIRCHNER"

Estas expresiones chocan con lo que declara Cobos en su mismo Facebook, cuando se pronunció respecto al escrache que sufrieron algunos periodistas del “Grupo”: "Quiero solidarizarme con todos los periodistas afectados por los escraches, e invitarlos a continuar su labor con libertad y profesionalismo. No se puede tener este tipo de actitudes intimidatorias con nadie y mucho menos con quienes tienen la responsabilidad de comunicar. Estas acciones tienen que ser fuertemente condenadas".

En los comentarios de estas palabras del Vicepresidente, puede leerse:

"Hoy escuche en la radio que temen una amenaza hacia su persona si es asi que se preparen los de arriba el pueblo saldra a hacer justicia por sus propias manos FUERZA VICE"

"A donde queremos llegar? otra Venezuela? Cuba? Alemania nazi?"

" es peor que en los 70!!!!!!!!! porque es dictadura encubierta!!!!!!!"

"Este gobierno no se salva ninguno siempre dicen lo contrario para mí un alumno de una facultad antes de un examen razona mejor que cristina antes de los discursos. cristineta CFK tira para los inderechos, defiende a los vagos y a los que matan les da planes como el argentina trabaja y muchos similares. Democracia de este gobierno carece y mucho se nota profundamente ellos tratan de taparlo pero no les sale mienten en todo”

Y pensar que se escandalizan por las rateadas por Facebook.

¿Les pagará… Cleto a sus militantes como Aníbal a los acólitos del Movimiento Peronista Bloguero?

Ndr: Los errores ortográficos son textuales de los seguidores de Cobos