lunes, 31 de mayo de 2010

Encuestas en Colombia: “La culpa fue del tamal y el café caliente”

Por Gerardo Yomal

Los periodistas tenemos que aprender a ser más cautos, no dejarnos llevar por los resultados de boca de urna, corrernos de lo que nos dice nuestro corazoncito, no dejarnos entrampar detrás de la primicia de nuestro encuestador preferido…En fin, algo así nos pasó en las últimas elecciones legislativas donde la mayoría de las encuestas lo daban a Kirchner como ganador en la provincia de Buenos Aires mientras que finalmente fue de Narváez el que obtuvo la mayor cantidad de votos.

Esto viene a cuento de lo que acaba de pasar en Colombia donde la mayoría de los encuestadores anunciaban un empate técnico entre el uribista Santos y el ecologista Mockus.

No sólo el empate no existió sino que el candidato de Uribe más que duplicó los votos del matemático que se esperaba fuera el batacazo de la jornada.

Los encuestadores colombianos se atajaban diciendo que “las encuestas dejaron de 'fotografiar' la intención de voto en la última semana, para cumplir con una disposición del Consejo Nacional Electoral, que impidió la divulgación de sondeos en los últimos siete días”. Además también se quejaban de que no pudieron computar en sus análisis los debates televisivos de la última semana.

Los menos imaginativos al estilo de ciertos políticos y empresas periodísticas argentinas adjudicaron el cambio de tendencia política “al reparto de tamales calientes y bebidas…”

El chori y la coca de acá…

Poco serio.

Al margen de las interpretaciones no se puede negar la herramienta científico-técnica de las encuestas pero igualmente el pifie de las colombianas quedará para la historia.

Los periodistas deberemos tomar nota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada