martes, 11 de mayo de 2010

María Julia Oliván: “No me gustaba señalar periodistas con nombre y apellido”

Por Gerardo Yomal

A María Julia Olivan no le paraba de sonar el celular: Lanata, Tenembaum, Montenegro y la lista es larga. La cuestión era que cuando conducía 678, los informes del programa les pegaban a fondo a varios colegas con los cuales ella había iniciado su trabajo profesional y que además los consideraba amigos.

Como queda expuesto varias veces al aire tanto el conductor como los panelistas no saben a ciencia cierta qué es lo que va a salir al aire. Eso lo define el productor Diego Gvirtz. En varias ocasiones Sandra Russo y Orlando Barone se despegaron de lo que estaba saliendo en la pantalla porque no estaban de acuerdo. Lo verbalizaban con todas las letras.

Resulta que María Julia Oliván no se bancó la presión de estar expuesta cotidianamente a enfrentarse con sus amigos periodistas y renunció al ciclo.

En diálogo con Víctor Hugo Morales se sinceró: “quise salir de la exposición, 678 tiene una forma que yo no tengo, no me gusta señalar colegas en forma agresiva. No lo sentía, no me gustaba…Soy periodista, no soy militante…” Y reiteró: “no me gustaba personalizar en periodistas con nombre y apellido. Además yo le decía a Diego (Gvirtz): invitemos opositores a lo que él me contestaba que lo trajimos a Alfonsin, a Donda…Fue un trabajo muy intenso…”

De ninguna manera Oliván renegó de su trabajo. Hubo un momento en que no se lo bancó más. Y se fue.

Mi opinión es que 678 con todas las cosas que no me gustan es necesario en el actual cuadro mediático. También sería bueno que Canal 7 agregue otros programas periodísticos donde tengan lugar los que no piensan como el gobierno, con debates, buenos reportajes. Así como 678 es necesario, otros formatos periodísticos, más abiertos ideológicamente, también lo son.

13 comentarios:

  1. No le discuto el derecho a elegir dónde trabajar y de hecho puedo comprender que no le gustara señalar colegas, pero si estuvo en programas donde se señalaba políticos, y eso si está permitido. Lo revulsivo de 678, es que se mete con periodista, cosa que casi no se había hecho hasta ahora.

    ResponderEliminar
  2. ¡Eh! Esa foto está photoshopeada...

    ResponderEliminar
  3. ¿No se saturaría por demás el aire si además de todos los demás canales de TV de la Argentina la oposición tuviera el canal 7 para mentir,tergiversar y conspirar a gusto?
    Me parece que se pretende un equilibrio medio desequilibrado.El canal 7 pretende visibilizar a ese montón de gente que para los demás medios no existe y yo como parte de ese gran montón no quiero regalar ni un cachito de ese aire,entre otras cosas por que para mi no hay mas y porque no creo que el resto que está en la vereda de enfrente vea peligrar su libertad de opinión por eso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Para mí, más allá de los errores que pueda cometer, 6-7-8 en estos momentos es lo que la Revista Humor significó para miles de argentinos durante la dictadura, cuando destapaba la miseria de los milicos y la esperábamos como la luz del sol. Hoy, 6-7-8 desnuda hasta los tobillos la miseria de las "vacas sagradas" del "Periodismo independiente" y nos ilumina todos los días.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Canal 7 tiene que te tener además de 678 un programa de periodismo político en donde el debate y el intercambio de opiniones entre los dirigentes de todos los partidos fuera posible. Un formato que precisamente lo garantizara y rompiera los moldes impuestos por la cadena nacional de medios privados. con un conductor prestigioso y equilibrado tres o cuatro periodistas (Dos periodista fijos y dos rotativos e invitados por ejemplo)de distinta linea política y dirigentes de todos los partidos con representación parlamentaria dirigentes sociales gremiales intelectuales etc debatiendo entre sí y entrevistados por el panel. Es una enorme oportunidad desperdiciada el que hasta ahora no se haya intentado.

    ResponderEliminar
  6. Si ella se quiso ir allá ella, lo cierto que es que (al menos para mi) el programa está mejor conducido por Galende, quien tampoco se priva de decir que no está de acuerdo con algún informe pero trata de analizar con más profundidad los temas y escuchar más a los panelistas. Es mi humilde opinión.

    ResponderEliminar
  7. Carpintero, es muy atinado lo que has propuesto, pero tenlo por seguro que la oposición mediática -por más que se la invitara- ni aparecería.
    Están muy acostumbrados al "Periodismo independiente" que de tan independiente, les pone el micrófono para que digan y mientan lo que
    que quieren, y jamás repreguntan. Ellos saben muy bien que en un medio como el que propones, los van a apurar, y allí se les acaba el libreto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Con el debido respeto, Gringoviejo, la disputa mediática no es una cuestión de que puedas ver lo que a vos te sirve de contrapeso, sino de ser creíble y efectivo.
    La trampa de los medios oposicionistas no está en que no traigan voces oficialistas sino del formato en que lo hace: tres contra uno, preguntas dirigidas (décadas atras recuerdo la pregunta ¿Ud está afavor de la violencia?" sin permitir al entrevistado mencionar a la injusticia, p.ej). Lo que buscan es que quede la sensación que ellos buscan en el televidente.
    Y a veces fallan. Como cuando trajeron a Bein para hablar de la inflación y éste cambió el eje hacia el crecimiento.

    Así que relee lo que dice Carpintero y repensá tu necesidad de ir al choque de frente. El machacar de 678 y los discursos de Kirchner contra Magnetto (acabo de escuchar uno) no convencen a los no convencidos, que es la cuestión estratégica de este momento.

    ResponderEliminar
  9. Acuerdo con Bob Row y con Carpintero.
    Si los de la oposición no quieren ir porque no les arman los cuestionarios como ellos quieren o porque no desean las repreguntas, entonces se pondría más en evidencia quién es quién.

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo que la TV Pública necesita un programa algo así como 678 con panelistas opositores.

    ResponderEliminar
  11. "Cauno es cauno y cacual es cacual".Lo ùnico que me viene a la mente despues de leer lo que dice M.J.Olivan es la imàgen de Florencia Peña.Un filòsofo hablaba del equilibrio de los opuestos.Frio-calor,amor-odio etc.etc.Hay quienes se juegan hasta el laburo y quienes ni si quiera pueden apagar el celular.El tiempo les reserva un lugar a uno y a otros.Sitios mas còmodos para quienes estan incomodos y sitios olvidados para quienes eligen que amigos que dejan bastante que desear no te jodan haciendote recordar que estas trabajando gracias a ellos.

    Alejandro de Lanùs

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que la corporación periodística, y no me refiero principalmente a las empresas, sino también a los colegas, les tiene reservado un futuro a los integrantes de 678 que tal vez Olivan no quiera compartir.
    Mi opinión es que en el post-kirchnerismo vana a tener que buscarse lugar en una lista de candidatos, porque profesionalmente van a estar acabados.
    Ojo, si yo hiciera lo mismo con mis colegas ingenieros, me pasaría lo mismo.

    ResponderEliminar
  13. Cuando no Marianote ...sectario ,corporativista.
    Todo sector que perjudique a la sociedad debe ser señalado y expuesto .
    Avallay coincido con vos en todo.
    Me desiluciona las explicaciones de Oliván pero tampoco tenemos que exigir heroismo ,cada uno sabe lo que puede dar.

    ResponderEliminar