miércoles, 22 de septiembre de 2010

Más embarazo adolescente, más mortalidad infantil, menos educación sexual

Macri no escucha lo que dicen las leyes que conciernen a los ciudadanos; sí escucha a los ciudadanos… ilegalmente.


Por Liliana Mizrahi

La ausencia concreta de educación sexual en las escuelas es una forma de violencia hacia los niños y jóvenes que deberían obligatoriamente recibir información y educación. Es abiertamente un modo de desinterés y abandono de alumnos y estudiantes, que los pone en serios riesgos en la vida.

No hay educación sexual. Cada chico/a se arregla como puede, como le van contando los otros. Creen que saben y en realidad no saben. Se arriesgan.

Además del pésimo estado edilicio de las escuelas, se derrumba la prevención sexual. ¡Otro derrumbe más!

Macri no escucha. Oye algo… a lo lejos, pero no escucha. (salvo ilegalmente)

*En Buenos Aires aumentó la mortalidad infantil.


*El embarazo adolescente se multiplicó del 7 al 19%.


*No se dictan en las escuelas y colegios, estatales y privados de Buenos Aires, las materias sobre Sexualidad Humana, que responden a la Ley Nacional 26.150 de Educación Sexual Integral aprobada por el Congreso Nacional en el año 2006.


*No se dictan las materias que respondan a la Ley 2110, que aprobó la Legislatura porteña, sobre educación sexual.


*No se distribuyen los manuales o cuadernos de Educación Sexual Integral, elaborados por el Ministerio de Educación de la Nación.


La carencia de educación sexual implica ignorancia. La ignorancia es la peor enfermedad. Ignorancia es ausencia/carencia de contenidos adecuados sobre sexualidad humana, brindados por personas idóneas, que permitan saber qué hacer, a quién recurrir, qué preguntar.


Esta ignorancia de conocimientos reales y prácticos sobre sexualidad humana tiene consecuencias muy serias como:


*el aumento de embarazos adolescentes,


* el aumento de abortos inseguros y clandestinos,


* las muertes prematuras, por abortos riesgosos.


*la ignorancia acerca del misoprostol y del teléfono que informa.


* el contagio de enfermedades


* el serio compromiso de la salud emocional de los jóvenes.


* la falta de proyectos de vida alternativos a la maternidad/paternidad, en los jóvenes.

* los infanticidios desesperados.


El Derrumbe (de la prevención), se puede convertir en la demolición (de la salud).


Los jóvenes viven sin tener la información adecuada, que deberían tener, para saber cómo cuidar de ellos mismos. Para poder tomar decisiones. Para pedir ayuda. Para crecer.


Por ejemplo, sería muy bueno que los jóvenes se enteren que tienen :


*derechos sexuales y reproductivos que les permita una sexualidad responsable.


*Teléfonos a los que llamar para tener información, en caso de embarazo no deseado.


*Consejerías adonde los jóvenes puedan consultar, preguntar, pedir. Que ellos sepan que hay alguien que quiere y sabe escucharlos

¿Macri no escucha a los que tiene que escuchar abiertamente, y sí escucha a otros, ilegalmente?

El gobierno de la ciudad debe escuchar que es “obligatorio” incorporar a los planes de enseñanza, contenidos pedagógicos sobre sexualidad, según la edad de los alumnos. Los manuales o cuadernos (que no se reparten) tienen tácticas y estrategias para que los niñas y niños sepan :

*cómo evitar abusos sexuales, o bien evitar su reiteración.


*la importancia de decirlo inmediatamente.

*no temer ni creer en las amenazas de los violadores. Denuncia inmediata.


*cómo cuidarse sexualmente, cómo evitar embarazos no deseados.

*Anticoncepción : Anticonceptivos para varones y mujeres. Cómo usarlos.

*Cómo cuidarse y evitar enfermedades de transmisión sexual.

*Aprender a cuidarse y evitar riesgos es madurar, responsabilizarse, saber.


*Esto es actuar en prevención primaria, anticipar el problema, prever.

Esta falta de cuidado, se convierte en daño, dolor, impotencia. Incremento de la vulnerabilidad. Aislamiento. Desesperación. Infanticidios. Muerte por abortos riesgosos. Y mucha mucha pena…

Los jóvenes tienen el derecho y la obligación de recibir educación sexual.

lmizrahi@pachami.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada