martes, 6 de abril de 2010

AUTOCRÍTICA




Siento que con el caso de la desaparición de Jorge Julio López, como periodista, no puse toda la energía necesaria. Lamentablemente en el gremio nos fuimos acostumbrando y nosotros que debemos funcionar como un despertador nos quedamos bastante callados.

Paradójicamente me chocaban mucho las tapas irónicas de Barcelona. En relación a López me costaba conciliar la desaparición con el gaste total y el desparpajo sin límites. Todavía me cuesta aceptar el humor negro y los desaparecidos. Siento que la historia está muy fresca para permitirnos la burla, el descaro total. Sin embargo Barcelona habló de López, desaparecido en democracia, más que nosotros, los supuestamente periodistas serios.

A continuación un audio para refrescar la memoria. Clickear en el link: http://www.narrativaradial.com/audios.php

G. Y.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada