viernes, 2 de abril de 2010

Jesús en la mafia de los trapitos




Por Hugo Presman*

JESUCRISTO RESUCITADO EN LA SEMANA SANTA DEL 2010

“…Los que lo reconocieron como Jesús fueron grupos minoritarios, en un país donde más del 80% se asume como cristiano. Paradojalmente, los sectores más fundamentalistas, de misa diaria, lo consideraron un impostor. Algunos medios lo identificaron como piquetero y pidieron que la justicia actuara y cayera sobre él todo el peso de la ley. Visitó la villa 31 y les lavo los pies a los niños y a los enfermos. Macri lo acusó de demagogo y disolvente, integrante de la mafia de los trapitos, y que no respetaba el legítimo derecho de la gente decente a transitar. Carrió afirmó que era otra muestra de clientelismo. Gabriela Michetti se abstuvo de opinar supeditando las mismas a encontrarse con el Cardenal Bergoglio. El presidente de la Sociedad Rural Hugo Biolcatti consultado, fue categórico: “ Es un farsante, como va a ser Jesús si está rodeado de negros y marginales”. El rey de la soja, Gustavo Grobocopatel, manteniendo su habitual bajo perfil, prefirió no emitir declaraciones sobre un tema que sostuvo “escapa a mi competencia”. Desde La Plata, el Monseñor Héctor Aguer, contrariado, afirmó: “ La presencia de este sujeto crispa a la sociedad”

Eduardo Duhalde sostuvo que su mensaje no ayudaba a la unión de los argentinos y que todos, víctimas y victimarios, torturadores y torturados debían abrazarse bajo la bendición de la Santa Madre Iglesia. Marcos Aguinis desde La Nación sostuvo que el farsante era un antisemita y Beatriz Sarlo desde Clarín analizó que era un fenómeno interesante que había que seguir de cerca pero evitando que el gobierno se apropiara de su posible progresismo como había hecho con los derechos humanos. Ari Paluch desde su programa de radio criticó fuertemente al que calificó de marginal, pero insinuó que la calma de su rostro podría atribuirse a que posiblemente “hubiera leído los dos magníficos libros de mi autoría: “El combustible espiritual I y II”. El Ministerio de Economía anunció los índices del costo de la vida para el mes de marzo proporcionados por el Indec : Menos 3% que atribuyo al abaratamiento del pan y del pescado multiplicados por el impostor y al haber convertido el agua en vino. Pepe Eliaschev, desde el programa de Canal 26 “Le doy mi palabra”, manifestó su disconformidad con los problemas de tránsito, la prepotencia de los seguidores del presunto Jesús, y exhortó a que el Cardenal Bergoglio tomara cartas en el asunto y que desenmascarara al impostor, que seguramente era apañado por el gobierno. Mostró su preocupación que el desarrapado terminara concluyendo en una prédica antijudía. Sostuvo que había acudido a dos pruebas duras para comprobar que el predicador no era el Nazareno. Primero no reivindicó a un prócer de la colectividad como Rubén Beraja. En segundo lugar no mencionó en ningún momento haber leído mi último libro “Me lo tenía merecido”. “Quiero suponer- declaró Pepe desconsolado- que no tomó literalmente el título”. El periodista Nelson Castro, al finalizar su programa de televisión, se paró como es habitual frente a las cámaras y con su rostro angustiado rogó: “Señora Presidenta: Ud. debe hacer urgentemente algo, porque sino su gobierno terminará mal”

Magdalena Ruiz Guiñazú, después de afirmar su firme fe cristiana, solicitó que todo el periodismo independiente y puro tomara posición contra quién sumía a su Iglesia en un profundo desprestigio. Cuando Jesús se abrazó con Milagro Sala, Gerardo Morales afirmó que el predicador actuaba bajo el temor que le infundía la líder de movimiento Tupac Amarú…)

*(Texto completo en http://www.presmanhugo.blogspot.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada