jueves, 3 de febrero de 2011

El PRO está primero

¿QUÉ PASA CON LOZANO QUE ESTÁ MUY PASIVO?/ EL DEDO DE CRISTINA: BOUDOU O FILMUS/ EL “GUASÓN” LARRETA, EL PREFERIDO DE MAURICIO

Por Franco Spinetta


Las fuerzas políticas en la Ciudad de Buenos Aires parecen estar coordinadas a aclararle el camino al PRO de Mauricio Macri. Tan aliviado está el macrismo, que el jefe de Gobierno ya tomó la decisión de lanzar su candidatura presidencial. "Ahora sí soy pre candidato", dijo a cada micrófono que se le cruzó.
Hasta hace unos pocos días, Macri especulaba -encuesta en mano y Durán Barba en oído- con su postulación. Es que, antes de resolver su propia situación, debía encauzar la creciente interna entre los dos aspirantes a sucederlo: el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larretta, y la diputada Gabriela Michetti. Rodríguez Larreta es el preferido de Mauricio, de la mayoría de los ministros y también de los legisladores PRO. Sin embargo, no mide, a pesar de que ha crecido en la consideración pública tras una fuerte campaña de intervención en los spots gubernamentales. En tanto, Gaby detenta adhesión en un porcentaje del electorado que le garantizaría una victoria contundente en primera vuelta. Al mismo tiempo, por lo bajo, la critican por su incapacidad de armado político y la subestiman en sus cualidades de gestión.
Con las últimas mediciones, Mauricio determinó que el margen que ambos candidatos logran respecto de la oposición es suficiente como para jugar por la nacional y dormir tranquilos. Eso sí, el próximo paso es unificar las elecciones que por ley van separadas. Necesitan 40 votos, que no los tienen. "Son negociables", asegura un importante referente PRO de la Legislatura. Se refiere a la situación de las demás fuerzas políticas que operan en la Ciudad, que se verían beneficiadas por la tracción de votos presidenciales.
Por un lado, Proyecto Sur está en franca baja en la consideración popular. Mientras Pino Solanas sacó un 24% en las última elecciones legislativas de 2009, hoy, el principal candidato de ese espacio, Claudio Lozano, araña un 6% de los votos. Cerca del economista de la CTA especulan con una renuncia a la candidatura (para evitar pagar el costo de una fuerte derrota), aunque desde el sector pinista aseguran que eso no sucederá, puesto que sería mucho más costoso la renuncia que una derrota "de pie". La verdad es que ambos dirigentes no se llevan del todo bien y Lozano, mientras el resto está en plena campaña, se encuentra fuera de las luces y micrófonos. Esta situación enerva a Solanas, quien no deja de reprochar a Lozano por su pasividad entre los suyos.
El Frente para Victoria, por su parte, se encuentra dirimiendo quién será el próximo candidato. El PJ Ciudad ya resolvió apoyar al senador Daniel Filmus. Sin embargo, el ministro de Economía, Amado Boudou, se erigió rápidamente como un fuerte competidor. Es que el ministro recibió el apoyo de la CGT moyanista, que aprovechó la carencia de estructuras de Boudou para apuntalar un candidato propio. Desde más atrás corre el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, sin chances. Hoy por hoy, todo depende de Cristina, que aún no definió quién será el candidato. Cuando se le consulta por esta repentina interna caldeada, desde sectores pejotistas que apoyan a Filmus comienzan a tomar distancia. "Lo fundamental es garantizar el proyecto nacional, no importa si va Filmus o Boudou, sino que gane Cristina la Ciudad", repiten.
Ambos sectores son los únicos en condiciones de disputarle la Ciudad a Macri. El resto (Coalición Cívica, UCR, Socialismo y López Murphy) están muy lejos y con pocas perspectivas de crecimiento.
Lo que está claro es que esta situación beneficia al PRO. La oposición porteña parece haberse resignado a un papel secundario. Y a pesar de que la aprobación del gobierno macrista no es la deseada por los equipos del Gobierno, hoy mantienen un núcleo duro y consolidado de votos que ronda el 35%. Se verá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada