viernes, 22 de octubre de 2010

Medios: el negocio de bardear a los sindicatos.

Puedecolaborar presenta este extracto del libro “¿Quién mató a Rosendo?”, de Rodolfo Walsh, sobre el llamado tiroteo de La Real de Avellaneda, en mayo de 1966. Al margen de similitudes y diferencias con la actualidad nos ayuda a pensar la utilización que hacen los medios sobre un asesinato en el ámbito sindical.


Sindicalista Agustín Tosco
Por Rodolfo Walsh

La publicación de mis notas en “CGT” mereció algunas objeciones, en particular de ciertos intelectuales vinculados al peronismo. Existía según ellos el peligro de que la denuncia contra un sector sindical fuese instrumentada por la propaganda del régimen contra todo el movimiento obrero. Se mencionaban precedentes: cinco días después del episodio de Avellaneda, La Prensa había publicado un editorial titulado “Entre Ellos”, que exhalaba ese odio inconfundible, a veces cómico, que profesa contra la clase trabajadora en general. Toda una cadena de editoriales posteriores, entre los que pueden señalarse los del 17 de mayo de 1967 y 20 de marzo de 1968, reflejaron la inquietud del diario ante el estancamiento del proceso judicial y su aparente deseo de que, se llegara a esclarecer la verdad y sancionar a los culpables. Me encontraba pues en peligro de coincidir con La Prensa, cosa grave.

Supongo que los hechos ulteriores habrán disipado ese temor. Bastó que esta investigación efectivamente aclarara lo sucedido para que la avidez de justicia de La Prensa se aplacara y el editorialista se dedicase a la lucha contra la garrapata y la vinchuca, o a graves reflexiones sobre “Doce hombres para colocar un foco”, cuando alcanzan trescientos tontos para escribir un diario.

(Walsh, Rodolfo. ¿Quién mató a Rosendo? Nota preliminar. Buenos Aires: Ediciones de la Flor. 1984)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada