martes, 21 de junio de 2011

Las monjas francesas le limpiaban el culo al hijo de Videla


Por Guillermo Saccomanno
“…En democracia se supo que uno de los hijos del dictador Videla había nacido con una malformación cerebral. Padecía  un grado menor de oligofrenia denominada idiocia. El hijo había estado internado en la Colonia Montes de Oca, más un campo de concentración que una clínica de enfermos mentales. El lugar tuvo una celebridad siniestra en la crónica policial debido al trato degradante que se les daba a los internos y también por la venta de órganos. Más tarde Videla trasladó al hijo a una casa de Catequesis en Morón. Allí había dos monjas francesas. Como a otros internos, las hermanas bañaban al chico, le enseñaban a leer, lo llevaban de campamento. Cuando Videla fue dictador, acusadas de subversivas, las dos monjas fueron sospechadas por la Marina. Las chuparon y torturaron en la ESMA. A Videla le cayeron los reclamos nacionales y extranjeros. El dictador se mandó la gran Pilatos y se lavó las manos aduciendo que no podía hacer nada por las dos hermanitas que le habían limpiado el culo a su hijo enfermo. Desaparecidas también, las monjas…”
Fragmento de la novela "77", Planeta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada