martes, 3 de mayo de 2011

EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO SE REFLEJA EN LOS PROCESOS DE INTEGRACIÓN QUE RECORREN “NUESTRA AMÉRICA”


Interesantes definiciones de un dirigente de la CGT
Por Juan Carlos Schmid*


Nos reconocemos en la revolución rusa, en el 17 de Octubre, en el Mayo Francés, en el Cordobazo…
Juan Carlos Schmid. Foto puedecolaborar
Somos lo que somos y formamos parte del movimiento obrero internacional, aunque algunas voces interesadas quieran reducir el protagonismo de los pueblos y sus gobiernos -pienso en Venezuela, en Bolivia, en Cuba, en Brasil- a la burda calificación de populismos, tiranías y demagogia.
En los tiempos que corren, el internacionalismo proletario se refleja en los procesos de integración que recorren “nuestra América”, según nos decía el escritor y revolucionario José Martí.
 El protagonismo de la clase trabajadora argentina el 29 de abril es señero por el contenido político-ideológico y cultural, ni más ni menos, que los actos por el “Día de los Trabajadores” realizados en otras partes del mundo.
A diferencia de algunas “plumas ilustradas e internacionalistas”, nos reconocemos en el Mayo francés de 1968, pero mucho más en el “Cordobazo” que puso fin al onganiato; reconocemos la Revolución de Octubre en la Rusia de los zares, pero mucho más en el 17 de Octubre de 1945; retenemos en la memoria a los mártires de Chicago, como a los luchadores que mojonaron con su sangre la patagonia, los quebrachales santafesinos, la Plaza de Mayo bombardeada; los treinta mil compañeros detenidos-desaparecidos entre una lista que no olvida al maestro Fuentealba,  Kosteky, y  a Santillán asesinados en el Puente Avellaneda.
 Quienes no perciben los cambios locales y globales (asunto que despista a la oposición) tampoco dimensionan la realidad del país y de la clase trabajadora en estos últimos años. Mil doscientos Convenios Colectivos de Trabajo firmados y homologados; cuatro o cinco millones de trabajadores incorporados a la producción genuina, la mayoría jóvenes; hablan por sí solos de los cambios operados en la sociedad durante la última década.
Que entre los jóvenes están los mayores porcentajes de desocupación es cierto y es un asunto de carácter estratégico a resolver.
 Y nuevos son los sujetos del cambio: el fondo y la forma en la conducción del gobierno; el crecimiento y fortalecimiento de la clase trabajadora; dos nuevas organizaciones político-sindicales. Transformaciones a la que no son ajenos los partidos políticos tradicionales y testimoniales, como otras organizaciones sociales y populares. La CGT en la 9 de Julio y la CTA en el Luna Park lo testimonian.
 Como no recordar los discursos a Mordisquito dirigido a propios y extraños por el inolvidable Discépolo, en vísperas de una concentración peronista.
“Para eso llegan, para eso cantan, para eso piden. Y no piden una conquista nueva, sino que piden la presencia de los que conquistaron para ellos tanta dicha. No quieren perderlos, Mordisquito, ¡y no los van a perder!”
De eso se trata, de ver lo principal en lugar de lo secundario, así fue como sorprendió la intervención de Moyano donde esperaban palabras duras se encontraron con un inventario político-social por el que tanto luchamos.
 En vísperas del 1º de mayo hemos cumplido con nuestro deber y afirmamos que seguiremos en este camino para oponernos a todo aquello que no sea la felicidad del pueblo y la grandeza de la Nación.
 *Secretario de Capacitación de la CGT e Integrante de la Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada