domingo, 3 de abril de 2011

NAZIS BOLIVIANOS SE SOLIDARIZAN CON ADEPA


16.000 trabajadores del grupo Clarín no pueden elegir delegados
Las asociaciones de empresarios de diarios nieganel conflicto gremial del grupo
Por Alberto Ferrari
      La Asociación de Entidades  Periodísticas Argentinas (ADEPA) liderada políticamente por el grupo de multimedios  Clarín, aunque agrupa a unos 180  diarios asociados con diferentes posturas ideológicas, decidió, a través de su consejo directivo liderar la batalla contra el Gobierno Nacional para decir que en la Argentina  hubo un atentado a la libertad de prensa, cuando un grupo de trabajadores impidieron la salida del diario Clarín por un conflicto gremial, similar a los que están ocurriendo en BAE o Perfil y en diferentes partes del  mundo, como en El País, de España y en la BBC, de Londres.
     La entidad argentina recibió cartas de solidaridad por parte del  Bloque de Prensa Venezolano, una agrupación de medios que en reiteradas oportunidades ha convocado a “asesinar al presidente Hugo Chavez”, luego de los  sucesivos fracasos electorales sufridos por la oposición.
 También se solidarizó con Clarín en una nota enviada a ADEPA,  la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia, que agrupa a  los medios que apoyan y defienden el movimiento separatista liderado en San Cruz de las Sierra “para salvar la raza blanca” y que se oponen y promueven a la destitución del presidente Evo Morales.
   En el ámbito político local se intentó reeditar la Unión Democrática, para defender a Clarín,  con la firma de los mas opositores al Gobierno: Macri, Duhalde, Alfonsín, Sanz, Carrió y De Narváez.
    Pero Pino Solanas, Margarita Stolbizer, Hermes Binner y todos  los socialistas en sus diferentes agrupaciones se negaron  a calificar un hecho que consideran un problema gremial como una falsa acusación a la libertad de prensa en la Argentina, dado que  el Poder Ejecutivo ordenó al ministro de Trabajo reunir a las partes en una conciliación obligatoria para resolver un conflicto gremial que data desde 2004.
   En todos estos años  las empresas del Grupo Clarín no permiten a sus trabajadores elegir delegados y hay que recordar que más de un centenar de trabajadores de prensa fueron despedidos en el 2000,  en represalia por haber elegido una comisión interna en la redacción de la calle Piedras.
   Un informe que circula en las redes indica que Clarín despidió 1.500 empleados desde 1976, cuando amparados en la flamante dictadura militar “limpiaron” la redacción y la volvieron a “limpiar” entre 1982 y 1983 –todavía con la dictadura militar- para abortar cualquier intento de organización sindical.       
   Según “Las Claves”,  esa publicación de tapas rojas que mandó a imprimir y distribuir el Ceo de Clarín, Héctor Magnetto, subtitulada “la estrategia oficial contra los medios”, las empresas del grupo “representan una fuente de trabajo directo para más de 16.000 personas”, entre las más grandes del país, donde no se permite la actividad gremial y se desconoce a los delegados elegidos por los trabajadores.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada