jueves, 3 de junio de 2010

Todos somos chocotorta

Por Marcela Basch

¿Quién dijo que ya no hay ideales? 17 mil personas se han unido en Facebook para promover la campaña “Que la chocotorta esté en todos los cumpleaños”, donde piden que “la única torta que se dé en los cumpleaños sea la chocotorta original”. Sí: desde hace un tiempo, el postre favorito de las infancias de los años ochenta vive un regreso con gloria. No es Dios, pero está en todos los medios y en Palermo, o sea en casi todas partes. También en heladerías caras y fiestas de moda. Y no estamos hablando de la mesa de los chicos: la chocotorta juega en primera.

¿Qué vino primero, el Facebook o la gallina? Es difícil saberlo. Hay 146 mil fans de la chocotorta en el libro de las caras; hicieron clic y ahí están, orgullosos, contentos de pertenecer, o les resulta divertido agregar esa información para describirse. Pienso en 146 mil personas juntas: llenarían dos veces la cancha de River. Sobra para meter un diputado por la ciudad de Buenos Aires, explota la Plaza de Mayo. Más de un político podría probar meterse a pastelero.

(Nota completa en La mujer de mi vida, invierno 2009)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada