martes, 23 de agosto de 2011

Cristina no da más cátedra y abandonó el tonito maestril


LA PRESIDENTA SE CONVIRTIÓ EN UNA MADRAZA
“…Cristina siempre me había parecido una oradora de la san puta en ámbitos de inter pares (cumbres, etc) pero en sus discursos con destino masivo nunca lograba abandonar el tonito maestril que, si a mí me rompía las bolas, no me quiero imaginar a un no-K (esa gran mayoría del país, que no es ni K ni anti).
Pero eso, que ya había empezado a cambiar con el bailecito murguero en el Bicentenario, volcó dramáticamente con la muerte de NK. Desde ese día, es otra: paradójicamente, mucho más espontánea e histriónica a la vez. Dejó de dar cátedra y suena (digo suena, poco importa cuánto hay de realidad y cuánto de actuación, yo quiero pensar que 100% de ambas) desde el corazón.
Me parece que al fin logró lo que que no había logrado hasta entonces: que la quieran. El lazo afectivo con la sociedad, el que Néstor (y lo digo con dolor, porque yo sí lo quería mucho) nunca logró que terminase de cuajar –por fuera de los convencidos.
Como recién dijo Manolo: se convirtió en una madraza. Yo creo que ahí está la clave del plus, de ese 5 ó 10 ó 15% extra que ninguno se esperaba. El resto lo explicará el bolsillo, la gobernabilidad, la AUH, la debacle opositora, la debacle primermundista, la debacle chilena, etc. y todo lo que sabemos; pero esos puntos que convirtieron un triunfo cantado en Soberana Paliza, están ahí…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada