martes, 30 de agosto de 2011

El Partido Comunista junto a Cristina Fernández


A FAVOR DE PROFUNDIZAR EL DEBATE SOBRE LA TENENCIA DE LA TIERRA

Por Patricio Echegaray
El debate sobre una nueva ley que legisle la propiedad de tierras en la Argentina resulta impostergable. Existen en nuestro país 22 millones de hectáreas extranjerizadas, la mayor parte de ellas en manos de la gran burguesía monopólica norteamericana y europea.
Benetton, Tompkins y Turner son algunos de los apellidos más emblemáticos ligados a estos grandes negocios realizados a costa de la explotación del patrimonio natural argentino.
Esta realidad marca la importancia de la iniciativa de regular la tenencia de tierra planteada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el discurso inaugural de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, para volver sobre ella el día después de las elecciones primarias.
Se trata de un avance muy importante ya que en sus fundamentos la ley define a la tierra como “un recurso estratégico natural escaso y no renovable” cuya titularidad corresponde al pueblo argentino en el marco de la soberanía nacional y de la autodeterminación de los pueblos.
Partiendo de esta concepción, será importante debatir en profundidad el proyecto de ley contra la extranjerización de la tierra con el objetivo de impulsar el desarrollo de proyectos productivos de inclusión social del sujeto agrario postergado. Se deberá encontrar la manera de promover investigaciones sobre las tierras ya adquiridas con anterioridad al momento en que se apruebe esta normativa y reducir el porcentaje de tierras pasibles de extranjerización.
Los capitales extranjeros, como una forma de enfrentar la profunda crisis capitalista que atraviesa el mundo, buscarán aumentar la apropiación  de las mejores tierras del patrimonio argentino para, mediante la agricultura intensiva y la extracción de recursos naturales, producir ganancias y refugiarse de la crisis financiera.
Como han planteado los compañeros del Movimiento Campesino de Liberación, la nueva Ley presentada, abre la posibilidad de instalar en nuestro país un debate que aspiramos se profundice, orientado hacia la imprescindible discusión sobre el uso y tenencia de la tierra, y hacia la explotación de los recursos naturales con independencia y soberanía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada