lunes, 11 de junio de 2012

¿De qué se preocupa la Iglesia?


Eduardo de la Serna : “el único que habló bien de la Iglesia en estos últimos cinco años fue Videla”
Por Silvia Valerga
    El sacerdote tercermundista Eduardo de la Serna  destacó al  padre Carlos Mujica  como el cura que puso en práctica, mediante su obra, el mensaje de la Teología de la Liberación, durante una conferencia organizada en la Parroquia Santa Cruz, lugar histórico de los derechos humanos.  
   Cuando desde el público, que desbordó el salón principal, le preguntaron por la actual situación del clero, De la Serna respondió que “hay muchos curas que hacen suya la causa de los pobres”. Pero aclaró que le preocupan los sacerdotes jóvenes  quienes “en su mayoría  quieren poder” - y agregó que-  “el cura que usa cuellito es el que quiere ser obispo”. 
   “Nosotros en Quilmes tenemos la zona liberada –bromeó De la Serna-  porque desde  Monseñor Novak  en adelante, los curas  hicimos la opción de los pobres” y agregó que siempre recomienda a los fieles para que concurran a la Iglesia de la Santa Cruz por el “compromiso que sostiene a lo largo de toda nuestra historia con los derechos humanos”.
    También le preguntaron a De la Serna por la complicidad de la jerarquía católica con la dictadura y respondió que no le preocupa tanto que los obispos supieran lo que  pasaba, “lo que más me preocupa –dijo- es que el único que habló bien de la Iglesia en estos últimos cinco años fue Videla”.
   “Nos duele saber que los obispos no trataron de averiguar y se callaron el asesinato de los sacerdotes, al tiempo que jugaban al poker en Olivos”, agregó.
   Para referirse al Vaticano dijo que “están más interesados en lo eclesial y no en Cristo. Los obispos hablan más de los homosexuales y del aborto que del Evangelio y  en el Estado Vaticano ahora están abocados a su problema de finanzas, culpando como siempre al mayordomo del Papa”.
   De la Serna habló de Juana de Arco como la precursora de la Teología de la Liberación, porque “era mujer, joven, pobre y la mató la institución  porque ella puso a Jesús antes que a la Iglesia”.
   El sacerdote recordó al Documento de Medellín, de 1968, como el punto de partida de la Teología de la Liberación y en nuestro país el Documento Episcopal de San Miguel, de 1969, durante el papado de Pablo VI, quien llevó a la práctica el Concilio Vaticano II, anunciado por el Papa Juan XXIII  en 1959.   
   “Carlos Mujica no era un teólogo, escribió de manera desordenada, sin método, pero el mensaje de la Teología de la Liberación quedó plasmado en su obra Peronismo y Cristianismo”, explicó De la Serna.
   “Pensar en la Teología de la Liberación desde los libros no sirve porque cada sociedad tiene diferentes situaciones sociales. Carlos siempre consultaba cada cosa que hacía. Consultó con los villeros antes de renunciar al Ministerio de Acción Social, hecho que le costó la vida, porque Mujica se dejó convertir por el pobre y así crea la Teología de la Liberación en este territorio”, recordó De la Serna quien en los años 70 conoció a Mujica  por su trabajo en las villas.
   El encuentro tuvo lugar en el marco de un debate sobre inclusión y pobreza, organizado por  el Área Política y Grupo en Memoria del Pueblo de la  Parroquia Santa Cruz, que se realizó el viernes 8 de junio a las 18 horas, en la sede parroquial de Estados Unidos 3150, lugar donde el 8 de Diciembre de 1977 se llevaron, para hacerlos desaparecer, a doce personas, entre las que se encontraban madres de desaparecidos y dos monjas francesas. Los cuatro cuerpos que se encontraron fueron enterrados en el Solar de la Memoria que está ubicado en el jardín de la iglesia.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada