lunes, 19 de marzo de 2012

¿A quién le conviene la muerte de Chávez?

Los cuervos sobrevuelan Venezuela

Vienen por el petróleo, vienen por el agua, vienen por el gas, vienen por la Amazonía.

Por Silvia Valerga

Aprovechando la enfermedad de Hugo Chávez, la extrema derecha se lanza con su candidato, Henrique Capriles Radonski, de 42 años, a quien se acusó de participar en el asalto contra la Embajada de Cuba, durante el golpe frustrado de 2002. Para apoyarlo viajaron a Caracas y se presentaron como ex “estadistas” iberoamericanos“progresistas”, Felipe González de España, Ricardo Lagos de Chile y Fernando Henrique Cardoso de Brasil.
Desde que Hugo Chávez es gobierno el petróleo venezolano ha dejado de ser de las petroleras estadounidenses e inglesas que extraía la totalidad del crudo en un pueblo donde el 50 % de la población era analfabeta y no existía la atención médica pública.
Producido el cambio se pudo conocer el origen de los cuantiosos fondos que el anterior presidente venezolano, Andrés Pérez, tenía en Nueva York, una considerable fortuna amasada en virtud de los“favores petroleros” hacia las grandes potencias y por ese motivo murió con una orden de captura en su contra.
Chávez es duramente criticado por los gobiernos de EEUU y Europa, especialmente por las empresas periodísticas enlazadas con los intereses petroleros. La administración chavista explota el petróleo y decide a quien le vende, siendo uno de los clientes privilegiados el gobierno de Cuba con quien acordó, con éxito, el intercambio de planes educacionales que disminuyeron el analfabetismo y el aporte de médicos que garantizan el nuevo sistema de salud pública. Con la Argentina intercambian el fuel oil por lácteos y biotecnología para el cultivo de la soja. Brasil, a través de su estatal Petrobras explota el petróleo venezolano junto a Pedevesa.
Mientras Chávez resiste la reincidencia del cáncer que lo afecta y se niega a buscar una sucesión dentro del partido para la continuidad en su gobierno, la derecha venezolana se prepara acompañada de los que más apetecen el oro negro, pero disimulados bajo la fachada de la socialdemocracia que gobernó en el pasado a España, Chile y Brasil.
El PSOE acaba de dejar a España en la peor crisis de su historia. En Chile el gobierno de Lagos no cambió ninguna de las leyes pinochetistas para mejorar los índices de pobreza, la falta de salud y educación pública. En Brasil el ex presidente Lula logró bajar a un dígito los índices de pobreza y desocupación que dejó durante su mandato Cardoso y los anteriores gobiernos del PSDB.
La socialdemocracia ha demostrado su total convivencia con el neocapitalismo y ante la crisis que no encuentra una salida, se agrupan “como cuervos para devorarse la carne ajena”. Vienen por el petróleo, vienen por el agua, vienen por el gas, vienen por la Amazonía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada